Jericó debe caer.

Llegó el temido día: aquellos que no aceptaron las nuevas condiciones de uso de WhatsApp se enfrentan a la cruda realidad, es decir o se acepta que se comparta su información personal con Facebook o sencillamente no tendrán acceso al servicio de mensajería instantánea más popular del mundo occidental. El aviso llegó hace un mes,