Y sólo han tardado 10 años…

El día de ayer me encontré con un extenso comentario a una entrada que realice en enero de 2015: “Los futuros servidores gráficos”. En su comentario @Viitante ha expuesto con fuerza su sentir como usuario de larga data de distribuciones GNU / Linux.

Esta entrada no pretende ser una respuesta exclusiva, ni mucho menos; tampoco es mi intención iniciar un debate al respecto.

Lo primero que hay que entender es que el servidor gráfico es una de las piezas de software más complejas que existen: depende del hardware, del núcleo, del entorno gráfico y de las aplicaciones. En resumen está ubicado en el centro de toda la experiencia gráfica. Y esto sin duda crea complejidades enormes.

10 años pueden parecer muchos, pero hasta donde sabemos o simplemente intuimos, incluso a las grandes corporaciones les tomó mucho tiempo desarrollar versiones estables y funcionales. El ejemplo más claro es el propio W$.

Las primeras versiones de W$ aparecieron a mitad de los años 70 del siglo XX y los continuos pantallazos azules “casi se extinguieron” con la aparición de la versión XP (2002). Y aunque no podemos saberlo con seguridad, siempre se tuvo la sospecha que una importante causa de estos fallos era ocasionada por su servidor gráfico.

Ya desde que M$ comenzó a crear W$ era una empresa con enormes recursos económicos, y que incluso en un principio de la creación del entorno gráfico, trabajo en colaboración con la gigante IBM. ¡Y se tomó unos 25 años en tener un servidor gráfico realmente bueno!

Y esto me lleva al quid de la cuestión: recursos económicos, traducidos en innovación tecnológica. M$ (y Apple) tenían y tienen toda la motivación necesaria para invertir en sendos y maravillosos servidores gráficos. Lo mismo se puede afirmar de Google y sus productos ChromeOS y Android.

El esfuerzo se ha traducido en millones y millones de dispositivos vendidos para el usuario final. ¡Pingües ganancias. Dinero bien invertido!

Desde el lado del software libre y gratuito, y específicamente de las distribuciones GNU / Linux para el escritorio, nos seguimos encontrando con un 2% del total de usuarios. Es cierto que grandes empresas patrocinan, amparan, apapachan y sostienen con holgura, a veces con abundancia, a algunos proyectos de software libre (que lo diga Linus con su fundación). Pero este soporte es dado a los proyectos que esas mismas empresas explotan ¡Y les sale muy barato! Incluso compañías que se dedican a la creación y venta de distribuciones, como Red Hat y SuSe no tienen un motivo suficiente para invertir gran cosa en el desarrollo de un nuevo servidor gráfico, simplemente porque su negocio son los servidores, que como sabemos en ellos mientras menos gráficos, mejor.

Para colmo, la propia naturaleza del software libre, a veces es un obstáculo para el desarrollo. Ya @Viitante apuntaba que la comunidad no se enfoca en un solo proyecto y tiene razón. Esto ocurre porque “cada cabeza es un mundo”. Cada desarrollador que trabaja tiene su propia idea de como debe de ser el software que produce, y con mucha frecuencia no pretenden responder a necesidades específicas de otros.

Así por ejemplo cuando Google inició sus proyectos, se encontró con que el Xorg no le servía. Pudo haber creado su fork de Wayland (o lo que había de él entonces) o patrocinar al proyecto dándole la dirección que creyera conveniente. Pero seguramente se encontró que le resultaba mejor financiera y tecnológicamente programar sus propio proyectos, que se ajustarán a sus particulares necesidades, en vez de tomar a una comunidad con sus propias ideas y terquedades para hacerlo. Lamentablemente parece que tuvieron razón.

Lo mismo le ocurrió a Canonical, que si bien inicialmente apostó por Wayland, optó al final por seguir su propio camino con Mir, seguramente (como pasó con Unity) porque no pudo conciliar sus particulares necesidades con las de la comunidad Wayland. Y pese a quien le duela ya hay teléfonos móviles que se venden con Ubuntu, y ni por asomo hay ninguna otra distribución que siquiera se aproxime a lograrlo. El reciente proyecto móvil de KDE no cuenta con el respaldo de ningún fabricante de hardware y lo que se presentó no pasa (como ellos mismos reconocen) de un prototipo en estado embrionario.

La comunidad no es “la panacea universal”, está constituida mayoritariamente por ingenieros, programadores y otras personas con vocación tecnológica, que en muchas ocasiones atienden solamente a sus propias ideas y problemática técnica, en lugar de a las necesidades de la industria y las de los consumidores.

Muchas veces he leído que los miembros de la comunidad trabajan por y para la comunidad, entendiéndose ésta como un ente cerrado: Si quieres usar lo que producen adelante, si no, estas en completa libertad de buscar otras opciones. Y esto es real a cualquier nivel, desde el más pequeño programa hasta la mas compleja distribución.

¿Bueno? ¿Malo? ¿Regular? No importa. ¡Es lo que hay! Y para colmo muchas veces cuando alguno pretende salirse del redil y aunque su producción sea software libre, recibe toda clase de críticas y ataques como hemos visto durante los últimos años con Canonical – Ubuntu, que solamente ha cometido el “pecado” de crear desarrollos que respondan a sus ideas e intereses: los comerciales por supuesto.

De cualquier forma ya hemos sufrido la problemática de tener solamente un único servidor gráfico (Xorg). La competencia es buena y produce en general mejores resultados. Ya en el artículo original narraba que Wayland recibió dos grandes impulsos de Ubuntu, primero por elegirlo y luego por dejarlo de lado. ¡Sirvió de acicate para su avance!

Gnome y KDE y su añeja rivalidad sin duda han sido fuente de grandes avances para ambos DM y ni se diga de los navegadores o muy recientemente de las suites de oficina libres. Cuando los recursos son limitados, escasos, incluso casi inexistentes. Los hombres y mujeres que hacen software libre tienen al menos la motivación de competir entre sí. Complejidades de la naturaleza humana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s