¡Insider! (1)

Soy usuario habitual y convencido de las distribuciones GNU / Linux; y como profesor además de usarlas en la escuela como material docente, continuamente estoy invitando a todo aquel que soporte oírme intentando convencerlo que las instituciones educativas adopten una distribución como sistema operativo, tanto por razones pedagógicas, como por las de orden ético, moral y económicas. Sin embargo soy profesor y profesional de la informática y como tal no me puedo mantener al margen de lo que ocurre con el sistema operativo de las ventanas.

Usé, di soporte profesional y desarrollé por muchos años en W$ hasta la versión XP, Conozco bien la versión “Seven”, y tuve algunos escarceos con la versión 8.1 que debido a su pobre aceptación no me ha causado mayor interés.

Con todo el escándalo que hay por W$ 10 y ya que se presenta como el W$ “definitivo” es pues menester tenerlo a la mano. Como no tengo ningún W$ de los que podrán ser actualizados en forma gratuita (solamente poseo licencias originales para W$ 3.1, 98 y Vista), y como no soy partidario de la copia ilegal de software, (que pese a todo lo que se diga, es seguro que habrá muchas de estas, aún antes de la fecha oficial de su lanzamiento) desde el receso por la Semana Mayor he tenido en prueba una Tech Preview (ahora Insider) de W$ 10.

Después de la última actualización (build 10162), que seguramente es ya muy aproximada a la versión final, y además al fin han quedado claras casi todas las condiciones que acompañan al lanzamiento definitivo, dejo aquí mis impresiones. Lo primero que hay que entender es que a pesar de todo lo que se diga, escriba e incluso se vocifere, esté tipo de instalación no es y nunca será un W$ 10 “comercial”. Ante todo es una versión de laboratorio y lo seguirá siendo durante todo el tiempo que esté instalada y funcionando. Tiene y tendrá partes faltantes, y/o incluirá piezas experimentales, por lo que con mucha seguridad sufrirá periódicas regresiones y algunos trastornos.

De cualquier modo permite explorar con bastante profundidad las características del sistema operativo. De igual modo es posible instalar y quitar programas, ya sea desde la tienda o a la manera tradicional, es decir buscando en la red y descargando. Supongo que también se podrá instalar usando un medio físico (CD, DVD, etc) pero no tengo ninguno que tenga un software suficientemente moderno como para que valga la pena realizar el experimento no lo he intentado (y no lo haré).

Otra asunto que no es menor es el que la versión “Insider” espía al usuario de forma completa: recolecta lo que pasa por el micrófono, revisa lo que se escribe, almacena las búsquedas, y en general trasmite a M$ todos los ajustes y modificaciones que se realicen a la instalación, incluyendo asuntos tan triviales como que fondo de pantalla se elige, cuantos escritorios tienes activados, que programas se usan y con que frecuencia, etc. ¡Así se establece en la licencia de uso! Nadie en su sano juicio debería tener una versión Insider para el uso diario por más inocente que sea; no se diga trabajo serio.

Instalación.

El preámbulo anterior ha tenido el propósito de establecer como punto importante que la versión “Insider” no ofrece (y creo que nunca lo hará) una experiencia demasiado buena para el usuario. Siendo justo y manteniendo la esperanza, confío que la versión normal será mejor.

Como no estaba dispuesto a sacrificar ninguna de mis distribuciones, rebusque en mis anaqueles de antigüedades y rescaté un viejo disco duro de 40 GB en buen estado. ¿Para que otra cosa puede servir hoy un disco tan pequeño? Así que cada vez que uso el W$, desconecto mis discos y conecto al pequeño, latoso pero mucho más privado. La instalación es tan W$ como siempre: lenta, con los habituales reinicios, casi exasperante para cualquiera que acostumbre instalar distribuciones y cada “build” ha significado repetir el proceso: se descarga por un tiempo casi eterno y una vez que se aplica se repite el proceso de instalación completo. Al menos esto parece que terminará y el proceso de actualización (una vez que se liberé la versión final el 29 de julio) será similar al de una distribución Rolling Release de ciclo lento, o probablemente aún mas espaciada.

En la primera instalación aún logré crear un usuario que no estuviera ligado a una cuenta M$, pero una vez que tuve que crear uno ya no es posible ni siquiera acceder con ese usuario original, simplemente desaparece del mapa para dejarlos integrados como uno solo. Como no estoy dispuesto a ofrecer ninguna información vinculante, cree una cuenta para la ocasión; pero sorpresa, hay la exigencia de proporcionar un segundo medio de contacto. Con insistencia se solicita un número telefónico para ello. ¡Simplemente inaceptable! Así que tuve que crear una segunda cuenta “fantasma” para terminar ligando una con la otra (en ambos sentidos) y así al fin dejar la monserga de las notificaciones para que se realice la verificación. Mala cosa, con seguridad la mayoría de los usuarios le darán a M$ hasta el nombre de la abuela de su abuela.

Por supuesto creé ambas cuentas con datos falsos, aún en el entendido que solamente con verificar la dirección IP M$ sabe aproximadamente donde me encuentro y en consecuencia que estoy mintiendo. Cuestión de principios, el mensaje que quiero trasmitir es que no quiero ser espiado.

Instalé la versión en inglés, ya que la versión en español aún no cuenta con todas las características, especialmente Cortana, y como se trata de pruebas la idea es testear todo.

Rendimiento.

Por mucho que se hable de un inicio más rápido (y en efecto en apariencia es mucho más veloz que cualquier distro) W$ sigue haciendo el mismo truco de siempre, presenta un escritorio completo muy rápidamente, inútil porque hasta que pasa un buen rato es posible acceder a las funciones de sistema operativo, es necesario que se termine la carga completa. En la suma final la más torpe de las distribuciones parece un avión de caza compitiendo con una bicicleta. En W$ y tal vez porque se trata de un Insider esta experiencia es la peor que he tenido en cualquier W$.

Muy especialmente debido a una herramienta similar al odioso Apport de Ubuntu; diseñada para verificar los problemas de compatibilidad. En verdad causa un poco de angustia ya que mantiene trabajando el disco duro y el procesador al 100% por periodos muy prolongados a veces de casi media hora, donde es muy difícil hacer cualquier otra cosa, frustrante aplica mejor.

W$ 10 Insider es sin duda versión que peor maneja la multitarea de cuantas he usado, un solo proceso puede “capar” todo el sistema, haciendo que todo lo demás tenga una experiencia de uso paupérrima.

Eso sí, una vez que han terminado todas las tareas W$ se muestra fluido y razonable en sus consumos. La PC donde lo tengo instalado solamente tiene un núcleo y siempre ha trabajado muy bien con cualquier otro sistema operativo. Puedo aventurarme y decir que es un poco mentiroso decir que los requisitos de W$ 10 son los mismos de Seven; a juzgar por lo observado se requiere de un procesador multinúcleo para tener una experiencia adecuada.

Pero nuevamente, si se desea tener varias ventanas abiertas la experiencia de uso se degrada con rapidez, no es un asunto de memoria, cuyo consumo es razonable, es la cantidad de CPU que se usa en cada proceso. Por ejemplo poner un vídeo musical en línea y tratar de hacer otra cosa sencilla resulta frustrante ya que se presentan “lags” muy importantes y notorios.

El acceso a la red es tema espeluznante. W$ 10 Insider accede a la red, para descargar y enviar información de forma brutal, aún en el caso que no esté en curso ninguna actualización. Entiendo que me espía y que trasmite a Redmont todo lo que le da la gana, pero el misterio más grande del mundo es que tanta cosa recibe (además de las actualizaciones). Por supuesto durante estos frecuentes lapsos resulta casi imposible hacer nada en la Internet y muchas veces nada más. Solamente queda tener paciencia y esperar.

De cualquier modo y procurando ser equilibrado es necesario recordar que esta aún es una versión en desarrollo, a pesar de que seguramente es una de las últimas builds que estará disponible (en el ciclo lento). También es igualmente razonable suponer que M$ se reservará algunas sorpresas y mejoras para la versión final. Por ello no debe tomarse esta revisión como si se tratara de el producto final. En la próxima entrada me referiré al aspecto y a las nuevas aplicaciones.

Anuncios

Un pensamiento en “¡Insider! (1)

  1. Sucede que los GNU/Linuxeros estamos demasiado malacostumbrados. De algún modo hemos tenido una experiencia de casi muerte, hemos visto la luz al final del túnel (y puede que también a un ángel con aspecto de Richard Stallman), y cuando nos obligan o nos obligamos a volver al mundo de Windows, mundo en el que (mal) vive la gran mayoría de la gente, todo nos parece sin sentido, artificial, exagerado y distorsionado, carente de lógica.

    Si no te gusta el símil de “casi muerte”, también nos podemos comparar al sabio del que nos habla Platón en su Mito de la Caverna. Los pobres windowseros viven en la sombra…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s