KaOS con ADN de cambio

La aparición de nuevas tecnologías y su inclusión en un sistema operativo son siempre materia polémica. ¿En que instante debe hacerse? ¿Qué tanto deben probarse? ¿En que momento se les considera suficientemente maduras?

En el mundo de las distribuciones existen todo tipo de respuestas, desde los extremos conservadores de Debian y Red Hat que a veces tienen años de retraso en beneficio de la estabilidad, hasta los extremos del cambio casi instantáneo de las distribuciones Rolling Release. Hay por supuesto cualquier solución intermedia que se pueda uno imaginar.

Llevamos ya algún tiempo hablando de la nueva versión de KDE, la versión 5. Ya sé que ahora se pretende que la llamemos por cada una de sus partes componentes (Framework, Plasma y Applications), pero en beneficio de la claridad narrativa me aferraré a la antigua denominación, sencilla y harto conocida de KDE.

Los usuarios de PC con escritorios Linux, especialmente aquellos que llevamos algunos años montados en este barco, sabemos por experiencia, lo usualmente poco afortunado o de plano terrorífico que representa el cambio de versión del escritorio. Yo ya llevo algunos y no puedo recordar alguno que haya sido digamos regular. Por angas o por manganas a los usuarios nos toca escoger entre sufrir un tiempo en tanto se llega a mejores y mas estables versiones, o de plano migrar a otro escritorio, y con ello muchas veces de distribución.

Para las distribuciones Rolling Release como en el caso de KaOS existe un apuro mayor derivado de su propia propuesta: Ofrecer siempre la última versión; y en este caso y debido a que es una distro exclusivamente basada en KDE la urgencia es aún mayor.

Desde hace meses se viene publicando aquí y allá que aunque KDE 5 se ve bien, no está listo para una PC de producción. Incluso en el propio sitio de KaOS hace poco se leían noticias no muy alentadoras. Siendo honestos, los que escribimos sobre esta materia tendemos a consentir a los nuevos desarrollos y las advertencias suelen ser pocas o muy tímidas. Faltaba más que los que pretendemos impulsar al software libre nos convirtamos en furiosos atacantes o en críticos destructivos, eso sí, si se trata de software privativo hasta se nos va la lengua y dejamos salir nuestras emociones con saña. Y conste que me incluyo.

KaOS puso a disposición de sus usuarios un repositorio para que aquellos de corazón aventurero pudieran probar paso a paso como se venía KDE 5. De igual modo se crearon ISO’s para poder probar sin necesariamente instalar las novedades.

Hasta ahí todo parecía ir viento en popa, yo por momentos tuve la impresión que el cambio se postergaría hasta que todo estuviera 100% listo, o al menos tanto como se puede estar en esto del software. Inesperadamente hace poco se dio el cambio, y como debe de ser, se retiraron de los repositorios todos los paquetes referidos a KDE 4 y fueron sustituidos por KDE 5. El paso estaba dado y no había vuelta atrás. Cual moderna versión femenina de Cortés, Anke Boersma quemó sus naves para no poder volver atrás. KaOS entonces ha sido la primera distribución en adoptar completamente a KDE 5.

Esperé un poco para ver si había alguna reacción en la red, pero como nada ocurrió decidí experimentar por mi cuenta; comencé con una PC que sabía que no produciría problemas adicionales por el hardware y le di rienda suelta a la actualización, que transcurrió sin novedad. Como resulta obvio hubo que reiniciar al finalizar el proceso.

KDE 5 muy bonito visualmente hablando, rápido y con apenas aproximadamente 50 MB extras de consumo de RAM que su predecesor, lamentablemente la actualización da al traste con cualquier personalización que se haya hecho con anterioridad, incluyendo el fondo de pantalla. los juegos de iconos, punteros y temas para ser sustituidos por los que lleva de inicio la distribución.

El panel inferior acusó de inmediato de iconos de lanzadores de aplicaciones ilegibles por su pequeñez, por lo que hay que aumentar la altura para que se muestren correctamente. KDE 5 no cuenta aún con versiones nuevas de todos los widgets (plasmoides) que teníamos en la versión 4 y habrá que esperar hasta que se actualicen o se creen nuevos; extraño especialmente aquellos que permiten monitorear el estado de la red.

Me topé con 2 problemas el primero referente a una notificación de KDEinit que se presenta al terminar algunas aplicaciones y el segundo y bastante mas incómodo es que si bien KDE cuenta con traducción al español, no ocurre así con las aplicaciones; lo que queda entonces es un sistema operativo medio en inglés y medio en español, que mucho me recuerda a la época en que comenzaron a aparecer traducciones de programas y sistemas operativos a otros idiomas; muchos usuarios (entre ellos yo) preferimos forzar todo al inglés original antes que ver tanta revoltura.

Como me indicó Anke el primer problema tiene solución, pero hay que editar el archivo .desktop de cada aplicación que presente el aviso de error. En cuanto al segundo no la tiene de momento, simplemente porque no se han subido las traducciones a GitHub. Por supuesto esto ocurrirá para cualquier idioma distinto del inglés.

Entonces el fin de semana pasado, armado de valor y ya únicamente con fines experimentales me decidí a actualizar la PC que requiere los antiguos controladores cerrados 304 de nVidia. Esta vez no seguí el proceso de actualización y preferí realizar una instalación nueva. De hecho deseaba cambiar la forma en que estaba particionado el disco duro y este fue un pretexto tan bueno como cualquier otro.

El resultado a sido un verdadero caos y la única forma en que KaOS es usable es apagando por completo los efectos de KDE, pero por Dios, que feo es KDE 5 sin efectos, experiencia muy diferente a KDE 4 sin ellos, para los mas aventureros les puedo decir que quitando Kicker como lanzador de aplicaciones y colocando el lanzador “oficial” (muy similar al antiguo Kickoff) se consigue algo mas de estabilidad ya que el encimamiento (overlaping) entre los menús de Kicker causa el congelamiento de todo el escritorio. Puede ser que tengan que apagar algunos efectos en particular, supongo que para cada instalación existirán soluciones algo diferentes.

Seguí con mucha atención el hilo de soporte donde un usuario parece que pudo resolver el problema con una GPU más antigua (aunque similar) y con mucho menos potencia (una integrada) pero al final no pude conseguir estabilizar al 100 el escritorio. Incluso a modo de prueba volví a instalar una versión anterior de KaOS y realizar la actualización con el mismo resultado final.

Probé solamente en modo Live en mi laptop con GPU ATI y al parecer trabaja solamente con los mismos problemas que mi primera instalación (mensaje de error y sin traducciones) pero ahí no tengo intenciones de hacer ningún cambio hasta que todo trabaje correctamente. Ese equipo lo uso poco, pero cuando lo necesito debe estar sin problemas en ese preciso instante.

Estoy casi cierto que los problemas con la nVidia antigua son ocasionados por KDE 5, ya que tanto para la versión del kernel, como la de el resto del conjunto gráfico he probado con anterioridad versiones aún posteriores, muy en particular con OpenSuse Tumbleweed y no han dado ningún problema. Esto es comprensible dada la poca madurez de KDE 5, seguramente se van a ir solucionando este tipo de problemas.

En cuanto al asunto de los mensajes de KDEInit será cuestión de seguir afinando a la propia KaOS, por lo pronto creo que un sencillo script de bash podría hacer las veces de salvavidas para acabar con este comportamiento.

Lo que realmente no ha sido de mi agrado es que se haya realizado la actualización sin que las traducciones estuvieran completas, afecta la estética y la usabilidad de KaOS en una forma que a los ojos del profano tiene pinta de algo ya sea mal realizado o de plano software experimental.

No me corre prisa por cambiar a KDE 5, de hecho en mi PC principal tengo contemplado continuar con Kubuntu 14.04 hasta que exista una alternativa real y no necesariamente la liberación de la próxima LTS (16.04). Dejaré la PC que tiene menos problemas con KaOS KDE 5 para seguir verificando su progreso, mi laptop no tendrá actualizaciones hasta nuevo aviso; y en cuanto a la PC con problemas aún no decido si probar otra distro o simplemente hacer una regresión a la última versión KDE 4, que aún está disponible en sourceforge.net. Probablemente haga ambas cosas.

KaOS tiene en su ADN el cambio, pero no todo cambio es progreso. Eso sí, estoy cierto que dentro de poco tiempo tendremos otra vez una KaOS como la que Anke nos ha entregado siempre con tantos mimos.

Anuncios

2 pensamientos en “KaOS con ADN de cambio

  1. Para mi el que no está preparado es KDE 5 no KaOS, y me parece fue apresurado su cambio. Hay que esperar a que KDE madure, también lo probé y fue casi un calco de tus problemas.
    Saludos excelente artículo y gracias por compartir.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s