LxQt El nuevo gran pequeño

Hay artículos que me toma mucho tiempo escribir y este sin duda ha sido uno de los en que mas tiempo he invertido, no tanto por la dificultad del tema sino por la gran cantidad de variaciones que ha tenido este desde que empecé.

Como casi todos los que se interesan en el software libre saben LxQt es un proyecto que surgió cuando los programadores del antiguo entorno ligero LXDE tomaron la decisión de no pasasr de las bibliotecas GTK2 a las GTK3 de Gnome. En cambio optaron por cambiar a las Qt (en las que se basa KDE). En este punto la comunidad de otro entorno también ligero y bastante básico llamado RazorQt decidió unir fuerzas con ellos y así nació LxQt.

Este es un caso raro en el mundillo del software libre donde por lo general los proyectos dan lugar a más y más proyectos. Solamente me viene a la cabeza el caso de Compiz, lamentablemente antes de su desaparición final.

Como tantos me enteré de su existencia casi desde el mismo día del anuncio oficial; también desde entonces he visto con asombro lo rápido que ha avanzado el proyecto. Sin embargo y debido a la propia falta de madurez del DE no había una distribución que lo ofreciera de inicio. Lubuntu podía hacerlo a través de un PPA, pero los vídeos que pude observar no me dieron la impresión que valdría la pena el trabajo y el tiempo invertidos en probar algo tan inmaduro, especialmente en una distro que no es de mis favoritas.

Hace un tiempo Manjaro anunció una versión comunitaria con este DE y ahora sí me dispuse a probarla, pero al ser una Rolling Release ocurrió que actualizaron LxQt durante mis pruebas y luego actualizaron Manjaro y luego se anunció una nueva versión de LxQt y… Bueno esto llevó su tiempo.

Mis primeras pruebas fueron en una máquina virtual, de hecho me estrené usando VMWare para ello en lugar del habitual VirtualBox.

Manjaro LxQt me ha sorprendido por su rapidez y ligereza; eso sí hay que tomar en cuenta que es una distro que prácticamente no incluye software para el usuario; ocupa menos de 700 MB y es de las pocas distribuciones que aún pueden quemarse en un CD. Instala apenas las utilerías de configuración y el navegador web; y curiosamente han elegido a Firefox que se usa muy poco en este tipo de distribuciones ligeras porque no es precisamente un programa esbelto.

LxQt como es de esperarse consume muy pocos recursos, tanto de RAM como del procesador y lograba que la VM realmente volara, tanto que experimente la extraña experiencia de ver que Manjaro virtualizado hacia las cosas más rápido que el Kubuntu donde se hospedaba. Puedo deducir sin mucho trabajo que si fuera una instalación real, la experiencia sería aún mas veloz.

La experiencia de uso es notablemente mejor que la ofrecida por el anterior LXDE y se acerca notablemente a la que se puede encontrar en Xfce, que por cierto no para de engordar (tendré que probar la recién liberada versión 4.12). LxQt continúa usando OpenBox y eso sin duda es parte del secreto.

Cambiar temas de ventanas, esquemas y aún estilos de los widgets es realmente sencillo, al alcance de unos cuantos clics y en consecuencia de cualquier usuario sin importar que tan novato sea. Lo que no me gustado es la interpretación del tema Menda de Manjaro que además de mostrarse demasiado obscuro y con un casi nulo contraste entre los fondos y el texto dificultando en extremo la lectura, pasó en la última actualización (LxQt 0.9) a estar salpicada de tonos naranja, que desentonan feamente con el verde de Menda. Afortunadamente esto tiene una fácil solución aunque se pierde el sabor original de Manjaro.

Tan contento estaba con el desempeño de este escritorio que me decidí a probarlo en una PC. Tengo una antigualla de mas de 15 años de edad que suelo habilitar alguna vez cuando necesito hacer pruebas sobre equipos remotos, usando alguna distro sin entorno gráfico. Ese cachibache alguna vez contuvo un XP cuando solamente tenía 256 MB RAM; por lo que supuse que con sus actuales 512 MB podría contener a Manjaro LxQt en forma al menos decorosa.

Ese equipo en particular siempre ha sido muy reacio con las distribuciones Linux (y también con W$) y es el culpable que prefiera mantenerme alejado de todo lo que involucre componentes de la marca SiS. Manjaro LxQt se instaló sin problemas e incluso reconoció sin mucho esfuerzo la resolución correcta de la pantalla. Mas allá de las limitaciones propias del PC, LxQt se desenvolvió con soltura, al menos hasta que intenté usar algún programa distinto a las utilerías de configuración. Firefox se congelaba cuando la página que se visita tiene elementos gráficos complejos, como imágenes o vídeos. Por ejemplo navegar por la propia página de Manjaro es sencillamente una tortura y 9 de cada 10 veces FF se cae o se congela. Intente con QupZilla por ser Qt y ligero también, pero no logré que se mantuviera abierto con casi ningún sitio. Lo mismo con Midori que colapsó una y otra vez.

LxQt avanza con pasos firmes para convertirse en un DE ideal para máquinas con pocos recursos, léase hardware muy barato, pero ninguna distribución del 2015 es capaz de revivir una PC con tantos años a cuestas. El hardware ha evolucionado siguiendo con fidelidad la Ley de Moore y los sistemas operativos y los programas actuales están diseñados para él.

Este tipo de experimentos son los que me convencen cada día más y más que las distribuciones Linux (y mucho menos una RR) no son una solución para los millones de usuarios que aún permanecen usando el venerable XP. Lo hacen simplemente porque además de tener pagar (?) por una licencia de un W$ moderno tienen que cambiar de equipo. Con una distro la situación actual no es muy diferente. No se puede poner un parche de tela nueva en pantalones viejos, terminaría rasgándolos por completo.

Anuncios

Un pensamiento en “LxQt El nuevo gran pequeño

  1. Me parece que MATE y LxQt son los desktop ligeros que van a dominar sobre todas las demás opciones, incluida Xfce, que se está quedando atrás. Estos dos entornos están demostrando que lo ligero y lo bonito no están reñidos. Intenté más allá probar Bodhi Linux, por el escritorio Enligithenment, o como se escriba, pero desafortunadamente el touchpad del miniportátil en que intenté instalar la distribución no me funcionó.

    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s