Deepin 2014.2 Gran mejora

La belleza es un concepto totalmente subjetivo, y por si fuera poco: fugaz y variante. Lo que es bello hoy podría no serlo en el futuro, y este puede llegar tan pronto como mañana mismo. Pero lo anterior no la hace menos importante. A todos nos gusta lo bello, y por lo general preferimos mantenernos dentro de los límites de lo que socialmente hemos etiquetado como hermoso.

Durante muchos años casi todos los escritorios de Linux buscaron tener parecidos mas o menos evidentes con alguno de los escritorios de los sistemas operativos de M$ o de Apple, y por supuesto, aunque así “ganaban” en familiaridad, perdían en originalidad y para decirlo con franqueza, no eran bellos, ni siquiera en su mejor momento; a lo mas, tenían un aspecto agradable, obviamente de acuerdo a su propio tiempo.

Con llegada de la segunda década de este siglo XXI, también arribó con mas fuerza que nunca el deseo de una identidad propia, y además de características, funcionalidades y tecnologías propias, los escritorios libres se han lanzado a la búsqueda de la belleza. Esto nos ha llevado en los últimos años a una impresionante carrera por ver quien puede desarrollar “el mejor y más bello escritorio”.

Hace unos meses apareció la versión 2014 de Linux Deepin, una distribución china basada en Ubuntu que ha estado buscando afanosamente estos ideales y que con esa versión dio un espectacular vuelco en su apariencia. La probé y reseñe en el blog, y debido a sus muchas fallas mi impresión no fue nada favorable.

Hace poco Linux Deepin presentó una revisión y la ha llamado 2014.2 y como no soy amigo de las críticas negativas la instalé y probé a conciencia para ver que tanto habían logrado corregir los problemas y de existir las novedades que presenta.

Lo primero que salta a la vista es que se ha eliminado el modo Live, ahora para probar Deepin se tiene que realizar una instalación completa. Así instalé la versión de 64 bits en una PC física y la de 32 en una máquina virtual, esto debido a que en la versión anterior existían diferencias en cuanto a la selección de los programas entre ambas versiones.

La instalación es posible realizarla por completo en español, pero aún son pocos los idiomas que están disponibles para esto. Como cualquier derivada de Ubuntu, la duración del proceso depende de la Internet; así no tuve mucha fortuna con el tiempo de instalación en la PC física que se tomó su tiempo para terminar, en cambio en la máquina virtual el proceso fue muy veloz.

Como ya mencionaba en la primera revisión a Deepin, las gráficas integradas de mis equipos de prueba necesitaban un urgente reemplazo, mismo que llevé a cabo durante 2014 año, por lo que no puedo repetir con exactitud la experiencia, sin embargo, la máquina elegida tiene ahora una tarjeta de expansión un poco antigua (GeoForce 6200). Con mucho mas poder que la integrada original, pero con la misma limitante de solamente poder usar los controladores privativos 314 (Legacy).

A diferencia de la ocasión anterior Deepin trabajó con propiedad con los controladores de vídeo libres Nouveau, eso sí un poco lento, asunto que quedó solucionado al instalar los controladores de nVidia. Es evidente que han estado trabajando concienzudamente en este apartado. Por ejemplo la versión anterior no podía ser ejecutada en máquinas virtuales, y en cambio para ésta solamente hay una advertencia de que se perderá rendimiento. Lo cual por cierto no noté ya que se ha comportado muy bien en la instalación virtual.

Cuando se inicia la máquina por primera vez, se presenta un tutorial interactivo muy bien logrado que guía al usuario por las particularidades de uso del escritorio; apenas toma unos minutos y me ha parecido una gran idea por parte de los creadores, que de esta forma dan una entrada muy amable a un escritorio bastante diferente de lo usual, especialmente para quienes llegan desde el “lado obscuro”

El Dock es ahora mucho mas personalizable, se pueden reorganizar los iconos y además es posible retomar el aspecto original que se presentó con Deepin, es decir más al estilo de la “súper barra” de W$ 7. Cómo a mí no me gustan los docks, me ha resultado mas cómodo ya que así tiene una funcionalidad similar a la de un panel inferior.

Deepin1 Deepin8 Deepin7

El Centro de Control, la característica mas notable de esta distribución funciona ahora como se debe. No puedo negar que está muy bien presentado y bien organizado, pero toma su tiempo acostumbrarse a su uso. Hay un icono en el dock y además por defecto se ha activado la esquina inferior izquierda para invocarlo simplemente posicionando el puntero de ratón ahí.

Deepin2

A diferencia de la versión anterior las dos versiones (32 y 64 bits) incluyen a LibreOffice como suite de oficina, y el Kinston Office (ahora WPS Office) que se instalaba en la versión de 32 bits aún se puede poner desde su centro de software. Y además ahora también es posible usarlo en la versión de 64 bits gracias a las bibliotecas de compatibilidad para programas de 32 bits.

Estuve trasteando un rato esta suite (que no es software libre) y parece funcionar bastante bien, por desgracia no tengo a la mano ningún documento complejo con el formato de M$ para tratar de encontrar los límites de compatibilidad. Estos programas se instalan en idioma inglés y la distribución no ofrece ninguna ayuda si se desea cambiar a otra lengua. Buscando en la red se encuentra con un método relativamente sencillo: Bajar un archivo comprimido, expandir y ejecutar un script. Ya que en Deepin se han tomado la molestia de empaquetar el programa, sería una buena idea que también empaquetaran este script para hacerle la vida más fácil al usuario, de cualquier modo la traducción al español no está completa y el aspecto final es en “spanglish”.

Algo que me ha dejado intrigado es que ahora Deepin incluye en la instalación a Crossover, que según tengo entendido si bien es software libre, es un software de paga. Aquí nuevamente me debo quedar con la duda ya que entre mis curiosidades solamente tengo algunos programas antediluvianos para W$, nada que creo que sea reconocido por Crossover.

Deepin sigue usando aplicaciones de factura propia como un extra de la distribución: reproductores de medios (Música y Vídeo), Terminal con transparencias al estilo de la antigua Terminal de Gnome y el Centro de Software y estos dos últimos de lo mejorcito que hay por ahí.

Deepin6 Deepin5 Deepin4

En el apartado del navegador, la selección es Google Chrome, y por supuesto es posible instalar cualquier otro navegador que se desee desde los repositorios, al fin y al cabo son los de Ubuntu. Y hablando de estos, otra importante mejora es que la selección del repositorio más rápido es ahora automática y además se ha mejorado notablemente su velocidad de acceso, que en mi experiencia anterior fue francamente desastrosa.

La aplicación Juegos ya no se instala, aunque sigue disponible en los repos, a cambio hay un programa para escuchar estaciones de radio por Internet (Radio). Como la distribución es de origen chino, las estaciones precargadas están en ese idioma, y este gatito que nada entiende de mandarín, no las sintonizó. De cualquier forma es de suponer que el proceso de carga de nuevas estaciones será al menos tan sencillo como en otros programas de su tipo.

En cuanto al desempeño y consumo de recursos, aún a pesar que Deepin usa Compiz como compositor se mantiene dentro de límites muy razonables. Al arranque en frio se tiene un consumo de RAM de aproximadamente 375 MB usando los controladores Nouveau, y si se ha decidido usar los nVidia la cantidad aumenta en apenas otros 75 MB para llegar a los 450. Da gusto ver que usando la base de Gnome se puede tener un consumo adecuado de recursos.

La joya de la corona es el Tablero (Dash) que mantiene un comportamiento muy similar al que se tenía en Gnome 3.4. Transiciones suaves usando la rueda del ratón, nada de los molestos cambios de página que tienen las versiones actuales de Gnome Shell y que dejan bailando lambada a mis astigmáticos ojos. También es posible presentar los iconos de las aplicaciones por categoría, por uso reciente, separadas en orden alfabético y otras formas útiles de personalizar el Dash.

Deepin3

Un par de nuevos temas de ventanas se han incluido y hay que reconocer que le dan mejor apariencia al escritorio, los temas de iconos también se han modernizado y hasta una variante del tema Flattr, que es mi favorito actual, está disponible.

Deepin 2014.2 ahora sí es una distribución que me ha dejado satisfecho, aunque hay que reconocer que no será así para todos, su aspecto fundamentalmente distinto seguramente consigue detractores y fanáticos por igual, lo que es un hecho es que no te dejará indiferente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s