Los futuros servidores gráficos.

De acuerdo con la Wikipedia: “Un servidor gráfico es un programa que tiene por tarea principal coordinar las entradas y las salidas de los clientes con el resto del sistema operativo, el hardware y otros. El servidor gráfico se comunica con sus clientes a través del protocolo del servidor, un protocolo de comunicaciones que puede ser transparente en la red o simplemente capaz de usar la red. El servidor gráfico es un componente clave en cualquier interfaz gráfica de usuario especialmente en un sistema de ventanas.”

Si traducimos lo anterior al cristiano se puede simplificar diciendo que el servidor gráfico es el programa que se encarga convertir los elementos creados por los programas y sus ambientes gráficos (código binario), en las instrucciones que entiende el hardware de la computadora para poder obtener una salida en una pantalla (usando un controlador o driver).

Hoy en día existen varios servidores gráficos. W$ tiene el suyo propio (aunque puede ser mas de uno), el de Apple es Quartz, Android tiene a SurfaceFlinger y en Linux tenemos al extremadamente popular Xorg y a XFree86 que aún se usa en distribuciones destinadas a equipos muy antiguos.

XFree86 y Xorg son proyectos muy antiguos, que comenzaron su desarrollo en hace muchos años (1992 y 2004 respectivamente) y que debido a su venerable edad arrastran algunos problemas (de hecho Xorg es un fork de XFree86); asunto por demás natural sabiendo los increíbles avances que ha tenido el hardware desde entonces.

Es por ello que en 2008 se comenzó a trabajar en un nuevo servidor gráfico llamado Wayland que vendría a sustituir al Xorg. Así Wayland cumplirá 7 años este 2015, pero siendo prácticos diremos que cumplirá 5 si tomamos con fecha el 2010, año en que pasó a formar parte como proyecto de la freedesktop.org.

Desde entonces la gran mayoría de las distribuciones han ido mostrando un mayor interés en incorporar está tecnología “cuando esté lista”. Quizá el mayor impulso se lo dio Ubuntu y dos veces: la primera cuando anunció que migraría a Wayland “pronto” y la segunda cuando dijo que siempre no y crearía su propio servidor gráfico, que ahora conocemos con el nombre de Mir (en alusión al vehículo espacial que llevó al tio Mark a la Estación Espacial Internacional).

Muchos miembros de la comunidad de software libre entendieron (equivocadamente creo) esto como una especie de traición y muchos se sumaron al proyecto Wayland, que de esta forma al fin comenzó a avanzar en forma razonable. Está por demás decir que hasta entonces Wayland no pasaba de ser un montón de buenas intenciones en código.

Si te gustan las novedades, seguramente has visto algunos vídeos en YouTube donde se muestra trabajando a Wayland (realmente al compositor Weston), y si la memoria no me falla hubo en algún momento una ISO que era capaz de mostrar un par de ventanas con animaciones. Eso sí, solamente en hardware gráfico de Intel.

Ubuntu por su parte comenzó el desarrollo de Mir, pero no lo hizo de cero, comenzó a partir del código de Surface. Si ponemos las cosas en perspectiva, para nadie (excepto para Canonical obviamente) estaba claro cual sería el futuro de Ubuntu. Por ello esperar años y años para ver que Wayland diera frutos, y además se pudiera ejecutar en los dispositivos móviles no fue aceptable; eso sin contar que así se aseguraban compatibilidad con los controladores para el hardware Android.

Desde fines del 2014 los usuarios podemos probar en nuestras PC ambos servidores gráficos. Wayland está disponible como una sesión “experimental” en Fedora 21 (y Fedora es ya de por sí considerada una distribución experimental). Mir en las dos versiones de Ubuntu liberadas en 2014.

Por ello decidí descargar Fedora 21 y Ubuntu 14.10, instalar y probar ambos servidores gráficos para ver como pinta la cosa.

Lo primero que hay que decir es que ambos servidores necesitan de un “puente” para comunicarse con las aplicaciones y los controladores que están construidos para operar bajo el Xorg, de modo que Wayland necesita de XWayland y Mir de XMir. Además para ninguno de los dos servidores hay controladores privativos ya que ningún fabricante de hardware (AMD, nVidia e Intel principalmente) han creado un controlador para estos servidores. Muchas promesas pero nada en concreto. Para más detalle, casi todos mis equipos tienen tarjetas gráficas nVidia, y solamente uno de ellos tiene una antigua ATI (AMD).

Esto al final es bueno, porque si nos atenemos a las cifras del mercado, más del 70% de las computadoras que trabajan hoy en día lo hacen con GPU nVidia o ATI, además que solamente estas dos marcas venden tarjetas de expansión de vídeo.

Wayland.

Instalé Fedora 21 y la actualicé hasta que estuve completamente seguro que no se quedaba nada en el tintero (Escribiré un artículo sobre Fedora 21 para contarte como fue). Y una vez que verifiqué que todo trabajaba con normalidad inicié por fin la sesión experimental con Gnome 3 y Wayland.

Usé un antiguo disco duro de 40 GB SATA para poderlo transportar entre dos PC, que cuentan con dos modelos diferentes de tarjetas nVidia. La primera con una ya un poco antigua GForce 6200 con 512 MB RAM y la segunda con una mucho más moderna GForce 410 con 1 GB de RAM.

Debo confesar que lo que esperaba es que tan pronto como escribiera la contraseña y pulsará el Intro, me regresaría al menú de inicio de sesión y ahí terminarían mis pruebas al menos en la primera PC, tampoco esperaba nada más en la segunda. Para mi sorpresa la sesión de Gnome inició con normalidad, en un tiempo equivalente al que lo hace la sesión normal (Xorg) y Gnome-Shell se mostró completo.

Los textos y los iconos del panel superior se mostraron correctamente y eran completamente funcionales (respondían al clic). El TaskBar se mostraba correctamente y dibujaba con claridad los iconos de los programas que Fedora ha dispuesto. Al invocar al Dash (tablero) todo normal y correcto; el campo de búsqueda operaba correctamente y los iconos con su texto descriptivo abajo también, lo mismo para los escritorios virtuales.

En ese momento pensé: “Esto funciona a las mil maravillas, tal vez lo de experimental se deba a la estabilidad”. Bien podría ocurrir que el servidor se cayera con facilidad o bajo situaciones de gran demanda, o con programas específicos.

Entonces intenté ver como estaba la carga del sistema ya que podría ser que Wayland se estuviera comiendo todos los recursos de la PC, inicié el Monitor del Sistema y ahí entendí el porque se considera experimental.

Apareció una ventana de muy poca utilidad, con algunas partes mostrándose, pero sin texto y sin los contornos de los controles, por ejemplo los botones. A continuación intenté con varios programas: Files, Terminal, Firefox, GEdit, etc. Todos con el mismo problema. No hay texto, ni el que dibuja la aplicación ni el que uno escribe. Ni tampoco había contornos de los controles.

Sin mas que probar con la primera PC, cambié el disco duro a la máquina con mayor potencia gráfica. En primer lugar me aseguré que Fedora trabajara correctamente en este nuevo equipo. Cambiar completamente de hardware manteniendo similitudes básicas es una de las grandes virtudes de cualquier distribución Linux, algo que los usuarios de W$ simplemente pueden soñar.

Una vez terminada la comprobación inicié la sesión “Gnome en Wayland” y para mi sorpresa esta vez todas las partes trabajaban con normalidad. Tuve mis dudas y me dediqué a buscar los procesos activos para tener evidencia de que realmente Wayland era quien estaba en control. ¡Y sí XWayland estaba ejecutándose!

Probé durante varias horas y aunque todo trabajaba correctamente, también es cierto que había algunas fallas e imperfecciones, por ejemplo de pronto partes del texto o incluso solamente una letra, se hacen invisibles. El ratón me dio algunos problemas, especialmente al usar la rueda, los escritorios dinámicos de Gnome Shell se comportaron de una forma curiosa, y además experimenté un par de caídas de Gnome-Shell al cerrar alguna aplicación.

En términos de rendimiento XWayland siempre se reserva un 2 o 3% de uso del procesador, misma cantidad que incrementa el uso total del procesador comparando con la versión con Xorg. Además hay un uso extra de memoria RAM de entre 50 y 100 MB, nuevamente comparando con Xorg.

Mir

Probar Mir no es tan simple de hacer como con Wayland. Para hacerlo primero hay que instalar Ubuntu (en mi caso la 14.10), actualizarlo y posteriormente instalar un meta paquete llamado unity8-desktop-session-mir, que permitirá tener una sesión de Unity 8 (muy preliminar) ejecutándose sobre Mir.

Si tienes pensado repetir mis pruebas, este meta paquete causará un pequeño daño a tu instalación de Ubuntu ya que retirará algunos paquetes incompatibles. Para ahorrar tiempo esta vez realicé la instalación en la PC con mas potencia gráfica.

Unity 8 corriendo sobre Mir se inició sin problemas, y al igual que en el caso de Wayland todo trabajó correctamente, bueno eso supongo ya que Unity 8 no puede ver las aplicaciones “normales”. No seguiré por este camino ya que el propósito de este artículo es hablar de servidores gráficos y no de Unity.

Al igual que con el otro servidor hay algunas fallas, el renderizado de las fuentes pequeñas es pésimo, la rueda del ratón no trabaja (aunque estos dos problemas pueden ser ocasionados por el propio Unity 8) y en algún momento “perdí” el teclado. No hubo forma de medir el rendimiento ya que no hay una herramienta para hacerlo.

Al intentar repetir la experiencia en la PC con menor capacidad gráfica, Unity 8 – Mir se negó a iniciar y ahí terminó la prueba.

Así, a principios de 2015 nos encontramos con que la situación es la siguiente: Wayland y Mir siguen sin ser completamente operativos y parecen muy dependientes del hardware, mucho mas que el Xorg; pero es realmente novedoso que ambos servidores ya sean capaces de operar con GPU distintas de Intel usando los controladores libres y la tecnología Gallium para el 3D.

Wayland parece mejor preparado para el escritorio que Mir, pero este último luce completamente listo para dispositivos móviles, esto si nos atenemos a los vídeos que hemos visto por la Internet y sobre todo al hecho que Bq parece estar listo para poner a la venta un primer equipo con Ubuntu.

Mucho se ha dicho sobre la situación actual, y al parecer hay una creencia generalizada que Wayland será el nuevo estándar de facto para las distribuciones de escritorio y que solamente Ubuntu usará Mir. Creo que como toda generalización, esta es absurda.

Como en el espinoso caso de systemd, seguramente veremos que habrá distribuciones que se resistan a Wayland. En primer lugar porque así es el mundo del software libre, en segundo lugar porque Wayland penaliza el rendimiento de una PC (por XWayland) y las distribuciones que se enfoquen en este apartado, o que estén diseñadas para equipos viejos, no encontrarán deseable esa nueva carga.

En tercer lugar y muy importante es el hecho que muchos escritorios, incluyendo a Xfce todavía no han hecho ningún movimiento para darle soporte a Wayland. De hecho solamente los que usan los Toolkits GTK3, Qt5 y EFL están en esa frecuencia.

En cuarto lugar y por si fuera poco Xorg sigue tan activo como siempre. ¡No es un proyecto muerto! De la misma forma que XFree86 sigue siendo desarrollado. Cabe hacer notar que estos servidores se usan además en los diversos Unix: Illumos, Los BSD, e incluso los Unix comerciales y propietarios.

Y por último en quinto lugar habrá distribuciones, nuevas y existentes que se decidan por Mir, simplemente porque está ahí, o tal vez porque quieran incursionar al mundo de los móviles por su cuenta.

Creo que en los próximos años tendremos una variedad de distribuciones que incluyan a cualquiera de los 4 servidores gráficos, incluso tal vez como lo hace Fedora 21, permitiendo que sea el usuario quien decida que usar, o bien presentando ISO’s distintas ad-hoc para los usuarios que gusten probar.

Tal vez sean los fabricantes de GPU quienes clarifiquen el camino, pero tengo la sospecha que terminarán por publicar controladores para todos los servidores. Al final a ellos les importa vender su hardware y harán lo necesario para hacerlo. Hace años le hicieron el feo a Android y hoy solo pueden mirar impotentes como se venden millones de aparatos que no usan su hardware. ¿Repetirán el error?

En cuanto a ti y a mí, al paso veloz al que vamos, habremos de esperar año y medio, tal vez dos para ver cual será el panorama.

Anuncios

11 pensamientos en “Los futuros servidores gráficos.

  1. ¿Cómo está Profesor? Interesante lo de los servidores gráficos, aunque le puedo decir que hasta donde más puedo entender está en los drives que puedo instalar para poder usar una gráfica. A esto, he tratado de utilizar drives libres y sólo me ha resultado bien con la MSI N465GTX Twin Frozr II, al parecer hay que esperar bastante tiempo para que los controladores libres funcionen realmente bien con este tipo de GPU, algo que no está ocurriendo con las GPU’s AMD, y sobretodo con las gráficas R9 290X, aunque falta aún que los drives trabajen adecuadamente ya que la carga del sistema es bastante sensible a la hora de abrir muchas aplicaciones.

    Continuando con la instalación de la Lightning en el equipo, que dicho sea de paso, no costó absolutamente nada, comencé con la instalación del SO Ubuntu 14.04 LTS 64 bits, cuyo instalador no tuvo ningún contratiempo, es decir congelamiento de escritorio como suele suceder en las últimas gráficas de gama alta. Al arrancar el SO, sorprendentemente no tuve que instalar controladores privativos, así es que empecé a actualizar Ubuntu. Casi inmediatamente el SO presentó carga ostensible en el sistema; la CPU también; el HDD con un aumento significativo de ruido electrónico; la gráfica a pesar de presentar una buena y nítida imagen, sus fases estaban en su totalidad funcionando y los ventiladores a full, es decir con alto consumo de energía; la RAM por primera vez, de lo que conozco usando otras GPU’s, presentaba un mínimo de caché y búferes. El consumo general del equipo aumentó significativamente, junto a las temperaturas de los hardwares en general. Estuve probando el equipo durante dos días seguidos, con el navegador, descomprimiendo archivos grandes, viendo vídeos de alta definición, abriendo y utilizando al mismo tiempo diferentes aplicaciones, etcétera. ¡Viera Profesor cómo me acordaba de Usted! Bueno, como es usual, decidí echar un vistazo a los controladores adicionales que podría encontrar en los repositorios de Ubuntu y encontré dos, que al parecer son el mismo (esto no lo tengo claro), sólo que uno de ellos es updates. Sin embargo preferí ir directamente al sitio oficial de AMD y me encontré con los Últimos controladores y software de AMD Catalyst para Ubuntu de 32 bits y 64 bits. Para ir haciendo un poco más corta la cosa, decidí instalar los drives y el Centro de Control Catalyst, desde los controladores adicionales de Ubuntu y el otro lo descargué de AMD, pero para ser instalados desde los repositorios. Nada más hacerlo y sin siquiera reiniciar, el cambio fue sorprendente en el SO, que nunca pude experimentar con otras GPU’s usando drives privativos. Al parecer esta gráfica se comporta de una manera inteligente, modificando su funcionamiento de acuerdo al uso que le estemos dando al SO. El consumo bajó increíblemente, junto a temperaturas y cargas del sistema y el rendimiento aumentó sin afectar al hardware en general e inclusive al SO. El ruido electrónico del HDD es casi inaudible. Los vídeos de alta resolución tienen unos colores increíbles, algo que muchos han comentado acerca de las gráficas AMD y que ahora puedo certificar. La gráfica del escritorio tuve que modificarla con el Centro de Control Catalyst, junto a la pantalla del monitor que en este caso es un TVMonitor LG, el texto es más pequeño, lo dejé sin modificar. Esto que le acabo de decir, ni siquiera se lo puede imaginar que lo pueda hacer con otras GPU’s de otra plataforma.
    Hay muchas más cosas que le puedo contar que mejoraron ostensiblemente, pero lo más que me sorprendió fue el funcionamiento muy estable del SO, algo que nunca había experimentado en Ubuntu. La verdad es que estoy muy satisfecho, sólo con pensar en el ahorro de energía, esta gráfica se estaría pagando sola.
    Sólo le puedo decir Profesor que hay una percepción equivocada al respecto de estas gráficas, que después de todo de ser unas bestias, en realidad se pueden comportar como “dulces y sutiles gatitos” si uno las sabe configurar correctamente, aunque de por sí solas tienden a configurarse, es decir que casi nada tuve que hacer para que funcionara así.
    Para llegar a todo esto, ¿qué es lo que tuve que hacer?, bueno, cruzar el río y experimentar. Con esto descubrí que en Internet hay dos colores fácticos, que son el azul y el verde, algo que hace tiempo se anda murmurando, pero lo más nefasto es que trae confundida a las personas, fuera de aquellos que son fanáticos de las plataformas que no los cuento.
    Lo otro y que me alegró muchísimo, es que AMD está incorporando al software libre, dando muchas facilidades, sobretodo a Ubuntu, así es que ya se puede hablar de que el software de AMD está para las distribuciones libres.

    Esta es mi experiencia, nadie me la contó y que le sirva a muchos más. No está demás decir que en este caso el hardware es de plataforma AMD, es decir gráfica y CPU, en eso nunca equivocarse, no importa lo que les digan, no mezclar nunca peras con manzanas y en lo posible misma marca y gama, creo que son los ingredientes esenciales para que todo funcione sin contratiempos.

    Hasta ahí no más Profesor y disculpe por todo, mi intención es siempre poder aportar con algo, para que este mundo sea más agradable de vivir. Si en algo me he equivocado, disculpad y por favor enmendar.

    Saludos

    Me gusta

    • Solamente ten en cuenta que de la forma en que instalaste el controlador, cada vez que se actualice el kernel, te vas a quedar sin escritorio y vas a tener que volver a realizar la instalación del controlador en forma manual y en modo texto.

      Saludos

      Me gusta

      • Profesor, parece que me expliqué mal, según lo que le entiendo es que instalé el controlador descargándolo desde AMD.
        El controlador privativo lo instalé desde Configuración del sistema-Software y actualizaciones-Controladores adicionales. Aquí encontré dos controladores privativos, el que instalé es el “Controlador de vídeo del acelerador gráfico AMD desde fglrx-updates (privativo)”.
        Lo que instalé desde AMD fue el Catalyst Control Center. No se si esto cambia las cosas.

        Saludos

        Me gusta

      • No quiero mentir, por lo que te diré que no lo sé. Yo no tengo tarjetas gráficas AMD. Así que no sé que es todo lo que te instala uno y otro proceso.

        En el caso de las nVidia desde los repositorios se instalan ambos, controlador y centro de control.

        Lo único cierto es que si se instalaron los controladores “por fuera” de los repositorios, tendrás que instalarlos nuevamente cada vez que se actualice el kernel. En Ubuntu 1 vez al mes en promedio.

        Me gusta

  2. Muy buen artículo no tenia idea del avance de MIR y Wayland, ni de cual podría llegar a ser su funcionamiento, buen análisis objetivo como debe ser. Se agradece el aporte.
    Saludos.

    Me gusta

  3. Pingback: Una vista rápida a Fedora 21 | El Gato con Linux

  4. Y sólo han tardado 10 años! Vaya, Eso es progreso!! Pero «aún falta mucho trabajo por hacer», o sea, que probablemente hasta 2015 no veamos nada definitivo…

    Wayland, la gran esperanza blanca de los servidores gráficos para Linux, que nos iba a librar de los fallos, la ineficiencia y la lentitud de Xorg y por fin íbamos a poder disfrutar de una potencia y una estabilidad gráfica comparable a Windows o MacOS. Y sólo llevamos oyendo de sus maravillas 10 años. Qué guay!

    Ironía aparte, estamos a pocos meses de 2016 y nada de eso se ha realizado. Seguimos con la basura de Xorg, con la verguenza de tener que excusarnos cada vez que Xorg peta delante de los amigos que han oído que Linux es estable a prueba de bombas, y tener que explicarles que Linux es un núcleo, que efectivamente Linux, usado en modo consola no peta nunca jamás, y que el servidor gráfico es otra cosa y que el actual está ya un poco obsoleto, pero que hay un sustituto mucho mejor que está “a puntito” de lanzarse.
    Y una mie*da. Linux sigue dando pena en el apartado gráfico. Cierto que respecto a la calidad de los controladores no se puede hacer nada si los fabricantes no quieren, pero que lleven lustro y medio vendiéndonos Wayland y siga sin ser usable es una tomadura de pelo.

    Se debate mucho en los foros sobre el desperdicio y la multiplicidad de esfuerzos; eso de que haya 5, 6, 7… proyectos de programas que sirven para lo mismo; o de la prioridad en los desarrollos. Y es verdad que no se puede obligar a dos grupos de desarrolladores de proyectos distintos a trabajar en uno solo, o que si docenas de programadores quieren dedicarse a escribir widgets de escritorio o efectos gráficos totalmente prescindibles pues están en su derecho, pero eso no quita que haga falta algo de autoridad, y que se niegue todo apoyo o publicidad a esos proyectos inútiles, redundantes o ambas cosas.
    En los foros se molesta mucho la gente si alguien hace una pregunta que ya ha sido respondida, y se considera de mala educación que alguien no busque en el foro e incluso participe en un hilo que ya trata el tema que le atañe antes de escribir. ¿Por qué en el mundo del desarrollo no sé condena todo proyecto que pretenda hacer lo mismo que ya están haciendo otros 4? ¿Por qué no se censura a la gente que pretender crear otro más en vez de unirse a el mejor de los que ya hay?
    La comunidad debería elegir un caballo ganador por el que apostar y centrar todos los esfuerzos en ello, y pedir a las empreas que colaboran con el mundo Linux que no apoyen otros proyectos redundantes, sino los “oficiales”. Si las cosas hubieran ido así desde un principio hace años que tendríamos Wayland o algo mejor (con más gente y más fondos, seguro que se podría haber diseñado algo mejor); no tendríamos 14 “backends” y “frontends” de audio todos más o menos inestables e incompatibles con tal o cuál aplicación/backend/frontend/ etc, sino uno solo, potente, compatible y estable, como tienen Windows o MacOS; incontables sistemas de gestión de paquetes todos incompatibles entre sí sino uno solo o quizá dos (otro para las ditribuciones basadas en los fuentes, como Gentoo y Arch), 10 o 12 navegadores de Internet, todos ellos salvo Firefox inestables e incompletos, sino dos o tres, quizá cuatro (aquí sí puede ser interesante algo más de variedad según las necesidades de los usuarios. No todo el mundo necesita siempre un “monstruo” como Firefox, a veces algo ligero como Qupzilla o Konqueror viene mejor en equipos antiguos, o para un consulta puntual mientras se trabaja con algún programa que necesita todos los recursos posibles y no queremos lanzar un navegador potente devorador de recursos). Por no hablar de la duplicidad de programas KDE/Gnome gracias a la eterna batalla entre QT y GTK. Luego en los foros la gente protesta de que hay fallos sin resolver desde 2006 y los desrrolladores responden que les falta “manpower”. Manda huevos! Parece un chiste. Si falta mano de obra dejad de hacer el tonto con proyectos de mi**da y uníos a los grupos de desarrollo importantes, leches!

    En fin, así nos va. Lo peor de todo es que los que como yo, donamos un poquito de dinero porque no somos desarrolladores y es la única forma que se nos ocurre de ayudar eficazmente vemos cómo nuestro dinero parece que no termina de servir para nada y que se diluye de ese marasmo de cientos de proyectos que siempre quedan a medio hacer y que tras varios lustros y quedar obsoletos cuando ni siquiera se llegó a terminar del todo son sustiruídos por otro proyecto nuevo que promete acabar con todas las deficiencias del anterior, y otra vez la rueda vuelve a girar y todo vuelve al mimo punto donde estaba antes.

    A veces uno tiene dudas de si pese a todo lo mejor no sería volver a Windows. :-/ . Por lo menos las cosas funcionan y ya desde Windows XP los patallazos azules pasaron a la historia casi al 100%, cosa que no se puede decir de los cuelgues y petadas de Xorg (y si alguien piensa salirme con la parida de que eso es que tengo algo mál configurado, que se lo guarde: no tengo nada mal configurado, uso Linux desde 1999, tengo el suficiente conocimiento como para gestionar si problemas dos máquinas Gentoo y una “artesanal” (LSF), y lo que digo, he comprobado a lo largo de los años que pasa en Gentoo, en Arch, en Debian, en Opensuse, en Ubuntu, en Netrunner, en Fedora, en…)
    En fin, aguantaremos hasta que me harte definitivamente. Después de todo la vida está más allá de nuestro ordenador, y el tiempo y la frustración que provoca todo esto es tiempo que nos roba de la famila, la pareja, la aficiones, los amigos… es decir, de vivir.

    Saludos.

    Me gusta

  5. Pingback: Y sólo han tardado 10 años… | El Gato con Linux

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s