Una pausa y me disculpo

No he añadido nada al blog desde hace unas semanas y creo que este estado silencioso durará algún tiempo más. No sé cuanto, ni bajo que buena estrella encontraré la forma de volver a empezar.

México, mi amado y venerado México vive su hora mas obscura. Estoy asombrado, impresionado y por encima de todo asqueado hasta las nauseas. No puedo escribir porque cada vez que empiezo a pulsar las teclas mi mente desvaría hacia temas sobre los que no quiero y no sé escribir. La política y las cuestiones sociales son cosas que se le dan mejor a mi querido amigo Iván.

Simplemente no logro escribir de programas, computadoras y temas relacionados, cuando mis compatriotas se matan entre sí con la misma frialdad que se fumiga una casa para exterminar una plaga de bichos rastreros: sin remordimientos, carentes de emoción por sus actos.

Gracias por visitar la madriguera informática de este gato que hoy necesita hacer una pausa. Espero que me puedas disculpar por este necesario e iracundo silencio.

Anuncios

5 pensamientos en “Una pausa y me disculpo

  1. Entiendo y comparto tu pesar Gato, lo entiendo porque soy hijo, soy hermano, soy padre, soy estudiante, soy trabajador, pero sobre todo, lo entiendo porque soy Mexicano.
    Es indescriptible (pues abominable se queda corto) lo que sucede en nuestro país, nos asombramos de lo que ocurre en Medio Oriente o en África, señores, no estamos muy lejos! Vivimos en un país donde una minoría de mexicanos, pero mayoría en cuando a poder se refiere, nos están privando de nuestros derechos mas elementales: El derecho a la libertar y el derecho a la vida.

    Vivimos en un país en el cual es peligroso incluso denunciar a los delincuentes, pues los ministerios está repletos de mas criminales. Aquellos responsables de “servir” al pueblo ahora roban, secuestra, asesinan con tal impunidad que parece sacado de algún alucinante y escalofriante guión de película.

    Mi país no cayó en crisis, mi país se hunde cada vez mas en esta crisis que viene de décadas y décadas taras. En la escuela nos enseñaron a condenar la situación que prevalecía durante la colonia y previo a la Revolución de 1910, nos enseñaron a condenar el feudalismo y el abuso que entonces “existían”. Nunca nos dijeron que esas condiciones nunca cambiaron, solo cambiaron los nombres.

    Y para nuestra propia vergüenza no se trata de una potencia extranjera quien nos ha oprimido desde hace tanto; se tratan de esos mismos personajes por los que votaron algunos o votamos otros tantos.

    No puedo imaginar el dolor de esos padres, de esos familiares, y en verdad espero nunca llegar a experimentarlo, y es terrible ver como este asunto, que es solo uno de cientos o miles casos similares, es aprovechado para fines partidistas, unos desquítalo el problema y otros colgándose las medallas por los desaciertos de los contrarios. Se ha convertido en el escenario propicio para los abusos de provocadores y delincuentes, de quienes pueden convertir una protesta pacífica en desmanes y vandalismo.

    Pero nada de esto es nuevo, lo que vemos es solo parte de la podredumbre que rebosa de los cimientos de nuestro sistema de gobierno, el cual está impregnado de inmundicia en todos sus niveles, el cual está plagado y coludido con el crimen organizado.

    En mi país no puedo hablar de política (sea cual sea el partido), no puedo hablar de seguridad, no puedo hablar de derechos sin que a la mente se me venga la palabra CORRUPCIÓN.

    Fué justamente hace 20 años (1994) cuando me empecé a dar cuenta de lo que significaba realmente el entorno político, no recuerdo mas atrás porque era muy pequeño entonces. Y fué un despertar con hechos terribles, tu lo recordarás Gato, en ese entonces olía muy parecido a como huele hoy en día. Levantamientos de masas oprimidas, lideradas por vivales ambiciosos que solo engrandecieron sus nombre y bolsillos, mientras esas masas continúan hasta el día de hoy oprimidas, si que se les respeten sus derechos mas elementales. Y por lo platicado por mis padres, durante su juventud las cosas no eran muy diferentes, el problema es que tenemos muy poca memoria la cual se borra con “Pan y Circo”.

    Y para hacer mas triste la situación, lo que vemos y nos asquea es solo la “punta del iceberg”, no puedo imaginar lo que aún se esconde debajo de estas aguas turbias.

    Al igual que tu Gato, no puedo hablar de libertad de software, cuando en mi país no tenemos libertad para vivir…

    Me gusta

  2. Sé que no te sirve de consuelo, pero la hora obscura que se ha cernido sobre México es en realidad la misma que se ha cernido sobre el mundo. Estamos en una época decisiva de la historia. Sin embargo, al contrario que otras épocas, en ésta podemos elegir, y hay signos esperanzadores. El software libre, entre ellos, la filosofía P2P, las redes sociales, etc. El mundo está cambiando de un modo que la mayoría de la gente no es consciente, pena que la vida humana sea tan corta y apenas podamos participar de una forma muy limitada en este gran proceso. Pero, ahí está, debemos hacerlo, debemos poner nuestro granito de arena, aunque solo sea para que los frutos los recojan nuestros hijos o nietos.

    Tú eres una persona que está en una posición privilegiada en cuanto a este proceso de cambio del que hablo: eres profesor. Y no uno cualquiera. Puedes sembrar en nuestros niños semillas que hagan florecer seres humanos con los valores que este nuevo mundo emergente necesita.

    Arriba ese ánimo, Gato, el desaliento es precisamente la actitud que desean para todos los ciudadanos esos poderes fácticos que se han hecho con las riendas del mundo. Vamos, amigo, no les proporciones esa satisfacción. Otro mundo es posible, ya lo creo que sí. Y empieza por nosotros mismos.

    Un abrazo.

    Me gusta

  3. No soy nacido en Mexico pero como si lo fuera pues estudie me gradué y me especialice allí. Tengo familiares que son mexicanos.
    Todos los días leo por internet los periódicos mexicanos y me duele el alma de ver lo que sucede en mi segunda patria, me acuerdo de Tlaltelolco y otras historias pero esto último me entristece profundamente. Cuando pasa un día y vuelvo a mis periódicos vía internet lo hago esperando un pequeño rayo de luz y optimismo pero nada, sólo hablan de cosas superfluas pues de este modo no se comprometen y su seguridad está garantizada.
    No pierdo la esperanza pues México es cuna de grandes y valerosos hombres y mujeres .
    Naciones que han estado peor se han recuperado, tal el caso de los hermanos colombianos.

    Animo y un abrazo para todos

    Don Gato

    Me gusta

  4. Hola Profesor “Gato”. No se si se acuerda de mi. Compartimos por ahí en otro sitio acerca de una gráfica (MSI R9 290X LIGHTNING). En todo caso muy buen dato el que me dio y que me sirvió para orientarme, estoy muy agradecido. Le dije que lo iba a visitar en su sitio, ya lo he hecho como dos o tres veces, sin participar, para ver de qué se trata. Me he dado cuenta que se puede aprender harto, sin embargo hay que estar bien instruido en todo esto de la programación para poder entender lo que se dice aquí. La idea es llegar a entender algo para empezar.
    Al respecto de lo que ha dicho en “Una pausa y me disculpo”: Aquí en Chile las cosas no son tan diferentes de las de allá, quizá en una etapa preliminar o más inmadura, como sea. La humanidad está avanzando de esa manera y nosotros nos estamos poniendo más viejos y nuestro prisma en como solíamos ver las cosas cuando éramos más jóvenes ha cambiado, claro porque con la edad hemos adquirido más consciencia y nos damos cuenta de lo que ocurre. Sin embargo la humanidad está pasando a otras manos, personas más jóvenes que están tomando las riendas y cierto es que muchos, jóvenes y adultos se están aprovechando de esto. Ingenuamente existen estereotipos de este fenómeno que ocurre cada diez años, como que los políticos, empresarios, instituciones y medios, en vez de corregir estos defectos de la sociedad, se hacen parte. En realidad toda la sociedad está involucrada, pero como siempre es más fácil condenar a un ladrón por robar una gallina, que a un abogado utilizando sus influencias y contactos judiciales, cosa que no está penada por la ley. El viejo mundo se resiste a cambiar por un mundo nuevo, esto implica cambiar hábitos, costumbres, formas de pensar y sobretodo ese insaciable e inagotable egoísmo de tenerlo todo al alcance, en vez de tener una vida más sencilla y con crecimiento personal. Los mentores de este mundo son los que tienen más miedos de que esto suceda y han arrastrado a muchos hacia el consumismo y materialismo, despreciando la parte humana. Pero no se crea que esto es para la gran mayoría de las personas, lo que pasa que los medios lo hacen aparecer así. La gente sin valores y principios y todos estos fenómenos sociales que se hacen protagonista a través del oportunismo son la regla para que exista este retroceso social, pero esto es una etapa que hoy en día el mundo tiene que pasar y de hecho lo va a ser. Sólo vea lo que le ocurrió a la humanidad con la 1ª y 2ª Guerra Mundial y las guerras que le siguieron, harta sangre o no?
    Bueno, no quiero aburrirlo más y continúe trabajando en este sitio. En mi caso particular poco o casi nada se de programas, así es que estaré haciendo preguntas bastante ingenuas.

    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s