Factory: Un experimento interesante.

La primera distribución GNU / Linux que yo pude instalar y tener completamente funcional fue OpenSuSe; pero no fue en mi computadora principal, ese lugar le correspondió a Mandriva. Esa primera instalación exitosa la hice en el cacharro que por entonces tenía como PC de pruebas, que ya por aquellos años estaba muy pasado de edad. Así de alguna forma fue OpenSuSe la distribución con la que hice mis pininos en esto de las distribuciones.

Ahí descubrí que Linux no tenía un escritorio único como en el caso de los sistemas operativos cerrados y caí en la cuenta que las diferencias eran muchas mas, aunque no llegué a comprender a cabalidad que en sus entrañas eran un solo sistema operativo, para eso habría de pasar algún tiempo más. Vi por primera vez el lanzador Kickoff de KDE (en un KDE 3) y desde ese primer encuentro me desagradó. La versión Gnome también contaba con un menú muy al estilo de lo que hoy conocemos como el Mint Menu que tampoco fue de mi completo gusto. Muy poco entendía yo de las enormes posibilidades de personalización que tiene una distribución moderna.

Lo que más me impactó de OpenSuSe fue su extensa pero muy revuelta documentación, páginas y páginas que en muchas ocasiones te hacían ir en círculos y que al final no te llevaban a nada concreto, tanto así que nunca pude instalar a la distro del camaleón verde en mi PC principal, sin importar cuantas veces lo intenté.

Desde entonces mis relaciones con OpenSuSe han sido bastante frías, aún a pesar que siempre he reconocido que Yast es la mejor herramienta de configuración que existe entre todas las distribuciones, completo, claro, sencillo y potente. Y que al contrario de los Drakes de Mandriva y derivadas se ha ido actualizando y mejorando continuamente con el paso de los años.

De cualquier modo, siendo una de las distribuciones mayores, de cuando en cuando le daba una mirada a las novedades, y en una sola ocasión la instalé fuera del ámbito de una máquina virtual con resultados mediocres.

Hace poco tiempo y por una de esas casualidades del destino, me enteré (el día de su lanzamiento) de OpenSuSe Factory: La nueva versión Rolling Release de la distro del Geeko, que de inmediato me pareció algo que debía ser revisado a fondo; a fin de cuentas sigo buscando una distro EASY. OpenSuSe es sin duda una de las distros con los repositorios mas completos que hay, y además ofrece algunos servicios que son un mundo aparte en esto del software libre. De cualquier forma no puedo olvidar que OpenSuSe es patrocinada por Novell que ya es parte del “imperio” M$.

De inmediato me di a la tarea de descargarla, sabedor de que OpenSuSe es considerada una de las mejores distros KDE me decanté por la versión reducida para este DM. Por desgracia no pude instalarla debido a un error, aunque sí pude probarla en modo Live. Decidido a realizar una instalación, al día siguiente descargué la versión completa, que presentó el mismo error en la instalación; buscando en la red me topé que esas primeras imágenes ISO tenían un error y que yo no era el único afectado.

Unos días después, tan pronto como estuvo disponible una nueva imagen ISO corregida hice la instalación. Desde que yo recuerdo las instalaciones de OpenSuSe han sido un proceso bastante lento, aún cuando solamente se seleccionen las opciones por defecto, y esta versión no fue la excepción. Además OpenSuSe tiene su propia forma y estilo hacer las cosas, de modo que aquellos que estamos acostumbrados a los modos popularizados por Ubuntu nos parecerá que “su estilo” es un poco extraño y para nada amigable si hay otros sistemas operativos instalados en el disco. Además encontré que es un poco rebelde especialmente en el proceso de particionado, y al final decidí dejarla hacer como sugería en vez de intentar realizar un particionado manual a mi gusto. Este generó un juego de particiones curioso con una partición btrfs para la raíz, una ext4 para home y una más para swap.

En esto me gustaría expresar mis dudas por la elección de sistemas de archivos, que están siendo adoptadas por algunas otras distribuciones además de OpenSuSe (btrfs) como KaOS (xfs), ya que por lo que he podido leer hasta la fecha, estos sistemas de archivos tienen un mejor desempeño que ext4 para grandes archivos, pero su comportamiento es inverso con archivos mas chicos. ¿Pero no están orientadas estas distribuciones a usuarios de escritorio? ¿Y no es predominante el número de archivos pequeños en las PC dirigidas a este sector? Creo que habrá que darle tiempo y realizar muchas comparativas de desempeño antes que otras distribuciones decidan hacer el cambio. Por lo pronto yo me siento bastante cómodo usando ext4 en mis PC y esperaré un buen tiempo antes de aventurarme a estos cambios, de la misma forma que esperé un tiempo antes de pasar de ext3 a ext4. Lo que sí quiero dejar muy claro es que no he notado mayores diferencias ni latencias en esta prueba con OpenSuSe Factory respecto a otras distros que se han instalado en mi PC de pruebas.

OpenSuSe Factory KDE se presenta con un escritorio muy pulido, en tonos muy obscuros combinados con el verde característico de esta distro, falta un cambio en los iconos ya que se usan los Oxigen de KDE. ¡El contraste con su azul resulta cuando menos chocante! Siendo KDE tan flexible no es mucho problema ajustar el escritorio al gusto de cada quien, pero es sin duda una combinación poco acertada.

Pasando a lo verdaderamente importante; y cada quién cuenta las cosas de acuerdo a como le fue en la feria, debo decir que Factory se ha comportado tan estable como cualquier distribución moderna de las bien cuidadas. He tenido un par de problemas durante alguna de las muchas actualizaciones, pero no ha pasado de tener que reiniciar la PC y permitir que se complete el proceso.

Hablando de actualizaciones hay que resaltar que Factory es una distro muy agresiva en este apartado, actualiza de todo muy frecuentemente. Perdí la cuenta de cuantas veces se ha actualizado el kernel, y no como en el caso de Ubuntu que si bien lo actualiza con frecuencia, básicamente lo hace para incluir parches no para cambiar realmente de versión. Factory ha ido cambiando de versión del kernel pasando por varias RC (Release Candidate) lo que la ha convertido en la distro mas “modernista” de cuantas he tratado.

Si bien esto no me ha representado un problema hay que notar que esto es un asunto latoso si se quieren usar controladores privativos, ya que Factory no cuenta con un repositorio para estos (a diferencia del OpenSuSe normal). Así, con cada actualización del kernel es necesario, instalar nuevamente, en forma manual, todos y cada uno de los controladores privativos que se usen. Yo he aprovechado que mi PC de pruebas recientemente “heredó” la tarjeta que tenía en mi PC principal, y si bien su comportamiento no es como para jugar con programas muy demandantes ha tenido un comportamiento correcto con los Nouveau. De cualquier modo con este modelo de actualizaciones y falta de repositorios, yo no recomendaría a nadie instalar Factory si no se pueden prescindir de controladores privativos. ¡Aún alguien que disponga de mucho tiempo para realizar este proceso una y otra vez, terminará por hartarse!

Hasta ahora Factory se ha comportado sobresaliente en cuanto su rendimiento, una impecable interpretación de KDE y todos los otros programas trabajando bien y sin elevar los consumos al cielo. De igual forma doy fe que todos trabajan bien, y si alguna falla tienen, será la misma que en cualquier otra distro.

Factory usa un sistema de pruebas automático para armonizar su paquetería, y hasta ahora parece que hace muy bien su trabajo, habrá que ver si esto sigue así en el futuro. Yo no he instalado ningún paquete adicional, en primer lugar porque no he tenido mucho tiempo disponible, y en segundo término porque Factory se presenta muy bien surtida una vez que se ha instalado. Firefox, LibreOffice Konqueror y Kaffeine (hacía mucho que no los veía en una distro) Amarok, Gimp y Panorama entre otros; un poco de todo y cubre las necesidades de la mayoría de los usuarios.

OpenSuSe tiene una notable herramienta para instalar paquetes desde una página Web, pero por ahora prácticamente no hay nada para Factory y no funciona lo que hay para otras versiones, tal vez en un futuro se vayan agregando paquetes; esto le resta atractivo a la distro RR, especialmente para aquellos que deseen instalar paquetes que no están en los repos oficiales.

Factory es un proyecto nuevo, un cambio radical en las formas muy conservadoras de OpenSuSe, habrá que dejar que madure un tiempo antes de poderse formar una opinión. Si bien se observa bien lograda yo no la recomendaría a usuarios novatos o para aquellos que necesiten garantizar una mayor estabilidad. Factory requiere una constante atención y al ser tan agresivo su modelo de actualización se debe invertir mucho tiempo y ancho de banda en esta tarea. De ninguna forma la calificaría como EASY, pero sin duda es una de esas distros a las que hay que seguirles la pista. Si tienes espíritu aventurero y tiempo seguramente te vas a divertir probándola.

Anuncios

Un pensamiento en “Factory: Un experimento interesante.

  1. Excelente revision, completa, mesurada
    gracias por ella

    Don Gato ( el don gato lo escogi hace demasiados años por que soy viejo y por la serie televisiva que me encantaba )

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s