Windows 8.1 a los ojos de un linuxero

Sé que este es un tema extraño en este blog, pero de cuando en cuando pongo la mirada en lo que ocurre en ese otro sistema operativo. En este caso y como me ha ocurrido en los últimos años se ha debido más a la casualidad que a un genuino interés.

Un vecino me ha traído una máquina con problemas para ver si “le podía dar una mirada”. El disco duro se estaba muriendo, y lo hacía a ritmo acelerado. Una rápida intervención con un LiveCD y se pudo recuperar la mayor parte de su información; pero no hubo remedio el disco debía ser sustituido y me fue encargada la tarea, unos centavos extras nunca caen mal al bolsillo de un “pobresor”.

La maquina (una portátil) tenía su licencia original de W$ 8.1 (no podía ser de otra forma, no se venden portátiles sin sistema operativo pre-instalado) y como ya es mi costumbre ni siquiera intenté convencer al propietario de cambiarse a una distribución. Ya la había visto en acción y no dijo nada, por lo que acordamos volver a instalar el W$.

Un par de días después ya tenía en mis manos el disco nuevo y me dispuse a instalar. Mi última experiencia con el sistemas de las puertas y las ventanas fue cuando se presentó W$ 8 que no me impresionó mucho. La versión 8.1 me dio alguna lata durante la instalación. Al principio todo bien, pero en al momento de dar de alta el usuario me encontré con que era necesario hacerlo a través de una cuenta de M$. La versión 8 aún te permitía escoger un usuario local. En esta versión ya no está presente esa opción, es decir o tienes conexión con la Internet o no puedes instalar el W$.

En este punto hube de interrumpir la instalación, ni tenía la cuenta de correo de mi vecino, ni su contraseña, y además necesitaba averiguar la dirección MAC de su tarjeta de red para darle acceso a mi propia red, ya que acostumbro proteger mi acceso WiFi con un filtrado por MAC.

Al día siguiente, una vez que tuve todos los datos necesarios (hay que ver con que facilidad las personas comparten sus contraseñas. ¡Y luego se quejan de la seguridad!) volví a iniciar la instalación; esta vez al llegar al particionado me mostró una lista de particiones, todas de 0 Bytes. ¿Cuáles particiones? Yo estaba seguro que no había ninguna ya que para obtener la dirección MAC había usado Linux y de paso le di una checadita al disco nuevo. Decidí no hacer caso de esto y le indiqué que realizará la instalación donde sugería.

El proceso de instalación fue rápido, nada que envidiarle a una distribución Linux, bueno el clásico reinicio. ¡Solamente uno y eso sí ya es una novedad para mí! La parte lenta del asunto fue cuando llegamos a las actualizaciones; ahora sí horas para descargarlas y procesos al apagar y al iniciar con algunos reinicios de por medio. Además las aplicaciones Modern UI (aka Metro) se actualizan en un proceso aparte y por separado, lo mismo que los datos del Defender. ¡Ah y no hay que olvidar que hay que “activar” el sistema operativo para que todo sea legal y funcione bien!

Como no tenía prisa por devolver el PC a su propietario me decidí a explorar esta última versión de W$. Debo confesar que desde que vi por primera vez W$ 8 me agradó el aspecto de las aplicaciones Modern. En aquella ocasión no había en la “Tienda” nada digno de instalar, mucho menos de pagar por ello. Programas muy lindos pero completamente inútiles para trabajar en la PC. Es muy comprensible el ridículo que hizo Balmer gritando como desaforado: ¡Developers, developers, developers! Pues bien, la situación no ha cambiado mucho, y lo que trae instalado por defecto es en su mayoría prescindible: Una aplicación para la salud y la alimentación, un sistema de noticias, el clima y algunas otras chucherías. Eso sí en forma increíble los imprescindibles solitarios no se instalan por defecto. ¿No sabe M$ que son los programas mas usados en W$?.

Cuando se da una vista a la tienda no se encuentran las grandes aplicaciones, esas que han hecho de W$ el sistema operativo mas usado en el mundo. Nada del CorelDraw, ni del Autocad, o Maya de Autodesk, ni los programas de Adobe (PhotoShop y compañia), y para colmo de ridículo, ni el Office ni el Visual Studio del propio M$. ¡Tal parece que el Modern UI no ha logrado convencer ni siquiera a M$!

Lo que si abunda son programas que mas bien hubiera esperado encontrar en un móvil o en una tableta, monadas para perder el tiempo, definitivamente nada para darle un uso productivo al PC. Por cierto, de estos muchos los he visto como extensiones de Chrome, que en realidad son solamente ligas a sitios de la Internet. ¿Para que quiero instalar nada de eso, con el consiguiente uso de espacio en el disco, si de cualquier forma voy a usar un sitio web?

En cuanto al propio escritorio Modern, es aceptable para un usuario doméstico, baldosas animadas que muestran flores y platillos, románticas escenas de un soñado viaje a Praga, al lado de una noticia sobre un sangriento ataque terrorista en algún punto del oriente medio, y todo esto acompañado del índice de la bolsa de valores. Eso sí parece que a M$ no se le ocurrió que esto es por lo general inaceptable en un ambiente de trabajo, donde suele ser común que todos los accesos a la Internet estén controlados y los propios escritorios deban tener un aspecto uniforme, o incluso solamente puedan ejecutar un único programa. ¡Bien por M$, se nota que al fin entendió a los usuarios corporativos!

Como cortesía le descargué a mi vecino Firefox, que afortunadamente no tiene una versión Modern. IE si tiene una pero es realmente NO usable. El VLC como reproductor multimedia y sí. ¿Cómo lo iba a dejar sin los únicos y fabulosos juegos de solitario de M$? En estos últimos quiero detenerme un poco ya que al probarlos termine con los cabellos de la nuca erizados. En primer lugar intenta abrir una cuenta en xBox y pregunta si estás de acuerdo en compartir tu información, como resultados, triunfos, etc. Si se le indica que no, simplemente se queda ahí esperando el sí; hasta que aburrido cierras la pantalla, para que a continuación se presente un mensaje de error indicando que no se ha podido conectar con tu cuenta de xBox, que debes cerrar el programa y volver a intentarlo. ¡Demonios, me vale madre que otros se enteren como me he estado haciendo pato en la oficina y tampoco me importa un bledo que otros estén haciendo lo mismo que yo!

De cualquier forma me permite iniciar el seleccionador de juegos. Ah pero que chulas están las cartas, los efectos y los sonidos, insisto los solitarios son lo mejor de W$. Pero una vez que cerré el juego me encontré con que estaba abierto el navegador y en la vistosa página del xBox; debo suponer que para crear la cuenta que insistía y no podía abrir, y que yo me reusaba a permitir. No estoy seguro porqué de inmediato la cerré sin siquiera leer nada mas allá del logotipo de xBox.

Picado por la curiosidad repetí una y otra vez la apertura del solitario, y en todas y cada una de ellas se repitió la “simpática” secuencia antes narrada. También encontré ahí mismo con bastante horror uno de esos iconos que se ven por toda la red de: “Síguenos en Facebook”. En una página web esto es indicativo que FB te está espiando ahí. ¡Aún en mi caso que no tengo cuenta en FB! Por ello no pude menos que preguntarme si a pesar de mis esfuerzos por mantenerme alejado de xBox, de todos modos he sido espiado por FB.

En el apartado del rendimiento, hay que reconocer que W$ 8.1 es rápido, no mas que una distribución Linux, pero se siente bien. Lo que no cambia con el paso de las versiones es que una vez que se ha iniciado la sesión, el disco duro sigue trabajando, y trabajando, y trabajando, algo así como por 15 minutos, y eso que no lancé ningún programa ni había nada que actualizar. También hay que hacer notar que no estaba instalado ningún programa antivirus de terceros. ¡Yo no instalo software sin licencia!

Ahora si bien W$ 8.1 es rápido, consume RAM y procesador a lo bestia. ¡Y yo que llevo meses quejándome de Gnome, cuando ni a los talones le llega! Y hablando de Gnome, es imposible no encontrar sospechosa la similitud entre W$ 8.x, sus modos Escritorio y Modern UI y la bonita Charm Bar con el Gnome-Shell, me parece bastante obvio que los ingenieros de M$ encontraron “inspiración” en uno de nuestros más controvertidos shell; aunque para su desgracia no lograron crear (a diferencia de Gnome-Shell) una experiencia de uso uniforme.

W$ 8.1 me ha dejado con un mal sabor de boca en el apartado de la privacidad, me resulta inaceptable que se tenga que tener una cuenta con M$ nada más para poder acceder a mi propia PC. ¿Y si no tengo acceso a la Internet, no puedo instalar W$? Lo mismo para cuentas en otros servicios, que muy probablemente no quiera usar.

Debo unirme al coro de la mayoría que sostiene que el Modern UI es disfuncional, impropio e inadecuado para trabajar, ante todo porque no hay nada con que hacerlo. Las aplicaciones bonitas pero inútiles son simplemente un fastidio y ni siquiera me quiero imaginar a un pobre usuario que no tenga un servicio de Internet plano y tenga una cuota mensual, viendo como se consume “entre flores y postres”. ¡Ojo Ubuntu que no andas muy alejado de estas tonterías!

La única conclusión posible a esta experiencia de un par de días es: ¡Bendito Tux por darnos las distribuciones Linux para poder estar lejos de las puertas y las ventanas opacadas!

Anuncios

10 pensamientos en “Windows 8.1 a los ojos de un linuxero

  1. Impresionante. Dentro de poco tendrán el control hasta de lo que uno sueña. Pero, por otro lado, si la gente sigue pasando por el aro ¿por qué no seguir por el camino de ir robando parcelas de libertad al usuario? Total, la gente no sabe qué hacer con su libertad.

    Me gusta

  2. Con todo mi respeto. Pero: ¡quién te manda meterte donde no te llaman!. Si todos estamos huyendo de ahí.
    Si lo que te mueve es una curiosidad sana del que le gusta probar sistemas, vale, pero ¿realmente esperabas sacar algo positivo del es es para muchos (yo incluído), la peor aportación de Microchoft a la informática?.

    Ahora en serio, yo estoy muy agradecido a Microchoft por haber creado este programa, ya que, gracias a él, he podido conocer Linux. Llevo unos pocos meses y todavía estoy en pañales, pero si hubiesen creado un sistema opertativo “decente”, es decir ni muy bueno ni muy malo, si no todo lo contrario, seguiría usando Window$, pero como te tratan como te tratan… w95 no compatible con W3.11, WXP no compatible con W95, W7 no compatible con WXP, W8.1 no compatible ni con los anteriores ni con la lógica…

    Cada día que pasa estoy más encantado con Xubuntu y Manjaro,

    Espero que se haya apreciado mi ironía inicial ya que no trato de molestar a nadie y sólo deseo expresar mi forma de pensar, y es que es muy difícil hacer un estudio objetivo de Window$ cuando eres usuario de Linux, Jugamos en categorías distintas.

    Gracias y que tengáis un buen día

    Me gusta

  3. Buen artículo, es cierto, para instalar windows te pide una cuenta M$, pero hay una forma (un poco complicada) de instalarlo sin nada, no recuerdo bien pero más o menos tenías que poner “crear una cuenta” y en la pantalla de la creación de la misma había una opción “cuenta local”, pero obviamente la idea de mircosoft es que entren con una cuenta de ellos violando así la privacidad de los usuarios. Además sí te obliga para instalar una aplicación en la tienda a tener una cuenta. Es muy triste, se aprovechan de todos los usuarios. Agradezco que exista linux, y gente, digamos “con conocimientos y sentido común” que se anima a probar la libertad. Espero nunca más tener que usar W$ y creo que linux a paso de hormiga será el futuro en sistemas operativos.
    Saludos.

    Me gusta

  4. Particularmente utilizo win xp por los programas de trabajo, (diseño grafigo, programacion para win, desarrollo y diseño web), y odio al win 8 por lo inutol, tengo ademas instalado Fedora linux para reparar el wn xp cuando se daña o deja de funcionar, me gustaria utilizar mas linux como el 17 que parece interesante pero debido al trabajo, no puedo.

    Saludo, bueno el post

    Me gusta

  5. Hay un pequeño truquillo para no registrarse con una cuenta M$. Fijate que en el paso en que solicita una cuenta debajo hay una opción que dice crear cuenta (o algo así), haces click ahí, y en la siguiente pantalla hay una opción para omitir o cancelar la nueva cuenta… click de nuevo y listo, se instala el w$ sin registrar nada… 😉

    Sigue así Gato, me encanta tu blog!!!!! Saludos!!!!

    Me gusta

  6. Pingback: ¡Insider! (1) | El Gato con Linux

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s