Una sopa de mi propio chocolate

Después de escribir varias entradas relativas a las distribuciones EASY y aprovechando que habría de instalar un nuevo disco duro de mayor capacidad, estuve probando, ahora sí de forma intensiva algunas de esas distros. Como todas ellas tienen al menos una versión KDE, decidí hacer todas mis pruebas usando esté DM.

Cada una de estas instalaciones fue usada en mi PC principal en vez de como en ocasiones anteriores en otro equipo destinado solamente a realizar pruebas. La diferencia es por supuesto que ahora usaría cada una de estas para realizar todas mis tareas cotidianas, además de intentar instalar y usar todos los programas que a mí me son indispensables.

KaOS

Sin duda es la chica mas bella del barrio, con una estética maravillosa. KaOS además fue sin lugar a dudas la distribución más rápida de todas las que usé, con una estabilidad a toda prueba y por si fuera poco con un rendimiento insuperable. Nada de lo que probé después pudo igualar su desempeño.

Algo que KaOS hace en forma notablemente diferente a las otras distros es la liberación de recursos una vez que las aplicaciones se cierran. Medido una y otra vez su consumo de RAM y de uso del procesador regresan a los niveles mínimos tan pronto como las tareas son dejadas de lado. Por si fuera poco y aunque podría suponerse lo contrario el tiempo de carga de los programas no se ralentiza a causa de este proceso de liberación.

¿Me hubiera gustado quedarme con KaOS como distribución principal? ¡Sin lugar a dudas! Desafortunadamente KaOS, aunque perfecta para la gran mayoría de los usuarios, no alcanza a cubrir todas mis muy particulares necesidades, tanto las personales como las que tengo en el colegio. Ya apuntaba en mi primera entrada acerca de KaOS que su talón de Aquiles es precisamente lo limitado de sus repositorios.

Sé que Anke con gran entusiasmo continuamente accede a incluir aplicaciones que le son solicitadas por sus usuarios. Yo mismo fui beneficiado con su amabilidad en el asunto de los controladores nVidia Legacy. Pero consideraría un verdadero abuso presentarme a solicitar un montón de aplicaciones que en realidad solamente me beneficiarían a mí. KaOS tiene sus maneras únicas y en tanto esto no cambie, debe seguir su camino de la forma que se lo ha planteado.

KaOS de cualquier modo se queda en forma permanente en una de mis PC, así en realidad sigo siendo usuario de esta excelente distro de la que solamente puedo decir: Tiene magia.

SolydK

La siguiente en la lista fue la única distro que había considerado EASY. SolydK fue la única de las que probé que contaba con toda la paquetería que yo requiero. Al fin y al cabo bebe de las aguas de Debian (Testing). Pero esto terminó por ser su gran fallo; bueno eso y su gestor de software (el de Mint).

Ya varias veces he mencionado que las dependencias en Debian están para llorar, bueno tanto es así que incluso en Ubuntu se está hablando de un nuevo sistema de paquetes destinado precisamente a resolver este espantoso enredo.

SolydK resultó ser la distro mas pesada y lenta de las que probé, sin que por esto se le pueda tachar de torpe; sus tiempo de inicio y apagado son verdaderamente lentos, aunque a mí, como a la mayoría de los usuarios reales, nos tiene sin cuidado que la PC tarde un minuto o dos en vez de unos pocos segundos, de cualquier modo una vez que nos sentamos frente al equipo, siempre tenemos algunas cosas que hacer, inicie o no a la velocidad del rayo.

El problema con SolydK fue que intenté instalar una librería de codecs, y para ello (siempre intentando hacer las cosas a la manera del “usuario medio”), usé el gestor de software. Si bien la instalación se completó, en el proceso eliminó la totalidad de KDE y no medió ni siquiera una advertencia. Esto en primer lugar es una barbaridad de las dependencias de Debian. Hay que tener mucha imaginación para entender como es posible que una librería de codecs sea incompatible con la totalidad del DM, un segundo absurdo es que en el supuesto que esto fuera estrictamente cierto no queda mas que preguntarse, ¿Qué demonios hace esa librería en los repositorios? Y claro en tercer lugar y no menos malo hay que preguntarse: ¿Cómo es posible que el gestor de software no diga ni siquiera lo que los cargadores de la Merced? ¡Ahí va el golpe!

Manualmente recuperé la instalación, o al menos eso creí (y esto no es EASY). Entonces se presentó el paquete de actualizaciones de abril. Tampoco muy EASY que digamos, y que al final terminó por estropear completamente la instalación del S.O.

Aquí me decidí por instalar al tercer candidato y olvidarme de SolydK, aunque (y solamente por orgullo) realicé otra instalación en una PC de prueba, simplemente para descartar mis propios errores durante la recuperación de KDE. Desafortunadamente el proceso de actualización (en una instalación nueva) tampoco fue limpio, de entre lo que pude apreciar que “simplemente desapareció” destaca nada menos que Firefox. Obvio es que en ese punto se terminaron mis pruebas a SolydK.

Una última nota (para no dejar tan mal sabor de boca) es que el SolydX (Xfce) que aún tengo en mi PC portátil, superó la actualización sin contratiempos.

Manjaro

Después de borrar completamente el disco de todo rastro instalaciones anteriores, procedí a instalar Manjaro 0.88. Así podría probar el paso a la 0.89 como un proceso de actualización de un solo paso, dado que ya lo había probado en etapas en otra PC. Manjaro, como buen descendiente de Arch es mas rápida que cualquier distribución que derive de Debian.

¡Qué tiempos idos aquellos en los usar Debian implicaba gozar el máximo de eficiencia y de desempeño!

A diferencia de KaOS, Manjaro cuenta con unos repositorios muy respetables y por si fuera poco (?) se tiene acceso a AUR, el repositorio de usuarios de Arch. Esta distribución se ha portado también en forma estupenda, incluso intenté instalar también aquí la dichosa librería de codecs que causo desastre en SolydK. Tampoco lo logre, pero a diferencia de la experiencia anterior, tampoco me destruyo KDE, simplemente la distribución se protegió en forma correcta.

Manjaro se comportó de maravilla, y puedo recomendarla ampliamente. Quizá el único pero que le encontré fueron unos tiempos de carga muy lentos para el LibreOffice, sin importar que ya se hubiera cargado previamente, pero nada con lo que no se pueda vivir.

Al final y por desgracia tampoco la he podido conservar y esto debido nuevamente a la falta de algunas aplicaciones que me son muy necesarias. Conviene que aclare que todas ellas están disponibles en AUR, pero aunque todas se instalaron, ninguna de las 4 mas importantes trabajaron. 3 de ellas esenciales para mi PC personal y una para el colegio.

Así que al final aunque que tomado una sopa de mi propio chocolate durante mas de un mes, no he logrado que ninguna de estas distribuciones me deje completamente satisfecho.

Es importante volver a repetir que mis necesidades particulares están bastante desviadas de lo que el “usuario medio” usa o incluso puede imaginar que pudiese usar; si es que acaso supiera que existen.

Una nota adicional, esté periodo de intensas pruebas me a convencido de dejar de una buena vez por la paz a Gnome y a sus derivadas. KDE es desde ya mi escritorio de uso cotidiano y casi con seguridad, será el que usen mis chicos en el colegio para el próximo ciclo escolar.

A diferencia de Gnome, KDE cada día es más ligero y más veloz, manteniendo sus muy extensas capacidades de personalización, al grado que con muy poco esfuerzo (no mas de 10 clics, sin tocar absolutamente ningún archivo de configuración) me las he apañado para tener un dash que se comporta casi igual al dash de Gnome-Shell, al que ya estoy bastante acostumbrado. Y para los curiosos: No, no estoy usando ni Homerun ni Simple-Welcome, que tienden a parecerse demasiado a Unity, que desde luego nunca me ha gustado.

KaOS, SolydXK y Manjaro son distribuciones muy jóvenes, y es de esperar que de cuando en cuando sufran algún tropiezo. De cualquier modo las tres son muy recomendables ya que son extremadamente sencillas de usar. ¿Qué tanto? Una breve anécdota para ejemplificar:

Durante los días que estuve usando KaOS se me presento mi joven vecino, estudiante de ingeniería de software apenas hace 4 meses, para que le enseñara a reparar el W$ 7 que tenía en su portátil. Después del consabido diagnóstico determinamos que lo único realmente viable era una reinstalación completa.

5 horas después aún no lográbamos hacer que el equipo reconociera ni el puerto WiFi ni el ethernet,. Bajamos y bajamos controladores desde el sitio del fabricante (desde mi PC con KaOS) y nada de nada. En ese punto nos preguntamos si podíamos usar una máquina virtual en Linux.

Menos de una hora después, tenía instalado KaOS (él fue quien lo escogió), completamente actualizado y además una VM con W$ 7 perfectamente funcional. Además esto en una instalación dual, para que él siguiera practicando hasta encontrar la forma de poder “poner a trabajar” el W$ 7.

Sí damas y caballeros Papá Linux sigue cuidando al eterno bebe W$.

Anuncios

4 pensamientos en “Una sopa de mi propio chocolate

    • Hola.

      Sí por supuesto que los conozco, y no desafortunadamente no están ahí.

      En cuanto a compilar, bueno el problema es ligeramente más complejo que eso. En otra ocasión escribiré al respecto.

      Me gusta

  1. Muy buen artículo, soy usuario Debian desde hace tiempo pero siempre esquivé usar KDE. Desde hace unos días lo vengo pensando como la mejor alternativa para el trabajo diario.

    Felicitaciones por la nota.

    Me gusta

  2. Pingback: Crowdfunding para Debian | El Gato con Linux

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s