Las hijas de Mandriva (1)

De las grandes distribuciones por lo general, con el paso del tiempo se derivan otras nuevas. Mandriva no ha sido la excepción a esta “regla”. Quizá la mas conocida de estas distribuciones derivadas de Mandriva sea PCLinuxOS, que incluso en algún momento ha competido con Ubuntu por el título de la distribución más fácil de usar. Hoy sin embargo no me referiré a PCLinuxOS.

Grávida de historia, en sus estertores finales Madriva dio a luz a dos nuevas distribuciones (Mageia y Rosa Desktop), y confió que aún dará origen a una tercera que llevará por nombre OpenMandriva.

Cualquiera de estas nuevas distribuciones puede ahora mismo reclamar para sí el título de “heredera de la tradición de Mandriva” y en definitiva no le faltará razón y méritos para hacerlo.

Rosa Desktop nació para inyectarle nuevas características y funcionalidades a la alicaída Mandriva, algunas de las funcionalidades más notables de la última versión de Mandriva, tuvieron su origen en Rosa Labs, que es la empresa detrás de Rosa Desktop.

Rosa Desktop es una distribución Rusa, por lo que es un poco ajena a nosotros los occidentales. Pero al parecer ha tenido una gran aceptación en esa enorme parte del mundo. Ha conseguido incluso hacerse de contratos con el gobierno Ruso, que como muchos otros ha decidido liberarse del software propietario, tanto por motivos de economía como de seguridad nacional.

La participación de Rosa Labs en Mandriva SA (la empresa) fue el último intento para mantener viva a Mandriva. Fue su directa influencia lo que causó que la postrer versión de Mandriva fuera totalmente céntrica en KDE, dejando de lado a otros DM’s.

No es pues de extrañar que Rosa Desktop sea una distribución KDE, no pura al estilo de Chakra Linux, pero si mayormente KDEsiana.

He estado trasteando con la versión más reciente: Rosa Desktop Fresh 2012.1, que según mi humilde opinión sería la primera versión más Rosa que Mandriva.

Los requisitos de hardware parecen de pronto un poco más elevados que los que se sugieren para otras distribuciones KDE: un mínimo de 768 MB de RAM con un sugerido de 1 GB. Siendo que la gran mayoría de las distros KDE indican 512 MB y 1 GB respectivamente y las hay de menores requerimientos aún. En el apartado del tipo de procesador es completamente estándar (Pentium 4 o mejor).

El proceso de instalación es simple, simplista si se le compara con el majestuoso proceso de instalación de una Mandriva Free; cercano a la forma en que se instala Ubuntu pero ligeramente más complicado. A diferencia de otras distribuciones, a pesar de permitir seleccionar correctamente el idioma español, las pantallas informativas se presentan en inglés, aún cuando las de configuración si se presentan en español.

Una vez instalado, el sistema operativo se muestra bastante ágil, muy de agradecer. Es notable lo mucho que ha mejorado el desempeño de KDE, especialmente desde la versión 4.5 y Rosa Desktop viene con un KDE 4.9 que de inmediato se actualiza a la versión 4.9.5.

Los repositorios de Rosa son por decirlo en forma gentil bastante: modestos, nada comparable a los inmensos repos de su predecesora o de cualquiera de las distribuciones mayores.

Últimamente hay una tendencia bastante extendida a sacar de los repositorios todas las aplicaciones que ya no están recibiendo mantenimiento, lo que a mí me parece algo bastante discutible ya que para muchas de estas aplicaciones no existen alternativas.

Por otra parte Rosa solamente ofrece un único sitio de descarga para los repositorios, es decir sin sitios espejo, lo que en determinados momentos puede convertirse en un cuello de botella.

Lo más notable son dos características del escritorio KDE que han sido desarrollados por Rosa Labs: RocketBar que sustituye al panel inferior de KDE, dándole una bonita apariencia, aunque yo no he encontrado una forma de personalizarlo, por ejemplo añadiendo o quitando lanzadores de aplicaciones o de las mini aplicaciones de KDE.

La segunda es: SimpleWelcome (rosa-launcher) que sustituye al tradicional Kickoff de KDE por una interfaz muy a la Unity, pero sin muchas de sus características y potencialidades, eso sí, bastante agradable a la vista, y que aseguran en su página es muy recomendable para dispositivos táctiles. Como yo no poseo uno de estos, no lo pude comprobar.

SimplyWelcome (rosa-launcher)

Rosa Desktop no incluye ninguna otra actividad para el escritorio, aunque supongo que no será mayor problema instalarlas después. Incluso recuerdo haber leído hace tiempo un mini tutorial en BlogDrake sobre como cambiar el rosa-launcher por el escritorio tradicional KDE.

Algunas cosas que se agradecen en Rosa Desktop es que no cae en KDEismo a ultranza y no viene preinstalado ni Konqueror ni Rekonq, y en su lugar viene con un mucho mejor Firefox. De igual forma no impone Caligra como suite de oficina e instala el LibreOffice.

Como reproductor de vídeo ofrece Rosa Media Player desarrollado también “en casa”. Klook es el visor de archivos y usa los atajos StackFolder para permitir el acceso rápido al contenido de ciertas carpetas.

Mención aparte merece TimeFrame que permite ubicar archivos y contactos sociales en una línea de tiempo, pero que requiere activar Nepomuk, lo que podría causar alguna degradación en el rendimiento del sistema en general.

Rosa Desktop sigue usando todas las herramientas de configuración de Mandriva: los famosos Drakes y en este sentido ningún usuario tendrá quejas. Eso sí los Drakes siendo excelentes herramientas comienzan a verse algo viejos. Su proceso de actualización quedó trunco con la defunción de Mandriva.

Llamó mi atención el aviso que hay en la página de la versión:

Rosa Desktop Fresh 2012.1 está dirigida a usuarios avanzados que están familiarizados con los componentes básicos de Linux y quieren un producto con una amplia gama de posibilidades de personalización y puesta a punto.

En realidad no sé que es lo que pretenden decir, ya que lo que me encontré no es muy diferente de cualquier otra distro KDE dirigida al gran público, y por supuesto no hay punto de comparación con las distros muy técnicas al estilo de Arch, Gentoo o Slackware.

Rosa Desktop se comporta bastante bien, es estable y es ligeramente diferente a otras distros KDE pero nada mas. Eso sí Rosa Desktop 2012.1 no tiene la muy desagradable tendencia a congelarse (totalmente o solo en algunas aplicaciones) que presentaban las últimas versiones de Mandriva.

Rosa TimeLine

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s